06/12/2010

Trabajadores denuncian amenazas e intimidación policiaca

Obligan a mineros de Grupo Peñoles a unirse al sindicato de Carlos Pavón
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Lunes 6 de diciembre de 2010, p. 24

Con amenazas y presionados por la fuerza pública, trabajadores de 10 secciones mineras de empresas del Grupo Peñoles fueron obligados a abandonar las filas del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana que comanda Napoleón Gómez Urrutia, y se les impuso el sindicato blanco comandado por Carlos Pavón.

Tras señalar lo anterior, el sindicato minero planteó que el pasado viernes 3 de diciembre, cuando se llevó a cabo el recuento para ver si los trabajadores se quedaban en su organización u optaban por el nuevo sindicato, éstos fueron amenazados por la empresa de que iban a perder su trabajo si votaban en favor de la organización que encabeza Gómez Urrutia.

Indicó que en dicho recuento los mineros fueron aterrorizados, pues decenas de integrantes de la fuerza pública fueron llevados a las nueve secciones y una fracción en donde se desarrollaron las votaciones, lo que significó un atropello a la dignidad de los mineros y una agresión a la autonomía y libertad sindicales.

Según denunció este gremio, la mano que estuvo detrás de todo el montaje para quitarle 10 secciones al sindicato minero fue la del secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, el cual está al servicio de los grandes empresarios y es enemigo de los trabajadores.

Hizo ver que ese día en los 10 sitios de trabajo estuvieron apostados en plan amenazante tropas y fuerzas policiacas fuertemente armadas, tanto federales como de los respectivos estados en que se realizó el amañado proceso. Antes, Grupo Peñoles hizo una campaña amenazante de despidos, y había presionado a los trabajadores con correr a los que no votaran por el sindicato de membrete de Carlos Pavón.

Dentro de las secciones, entre los trabajadores se mantuvo un descontento sordo contra esta situación, el cual se le revertirá a la empresa y al sindicato de Pavón, “pues los trabajadores mineros no permitirán que permanezca mucho tiempo ese estado de cosas, sobre todo cuando constaten que la nueva dirección charra de esas secciones no lucha por los trabajadores sino que está en camino de entregarle a la empresa Grupo Peñoles las prestaciones que durante años han conseguido con el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros”.

Por último, la organización gremial llamó a los auténticos mineros a no bajar la guardia ante las nuevas condiciones de terror y agresión que sufren, y les pidió ver lo que ya ocurrió con la sección 207 de Esqueda, Sonora, de Grupo México, donde hace algunos años los trabajadores igualmente amenazados decidieron retirarse del sindicato minero, pero al darse cuenta de que sus prestaciones e ingresos les eran disminuidos por el sindicato que le inventaron a Elías Morales, lo repudiaron y decidieron regresar al gremio que encabeza Gómez Urrutia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario