06/04/2011

Llaman a diseñar un marco regulatorio de medios que garantice diversificación y pluralidad

Democracia y ciudadanía, imposibles sin pleno derecho a la libertad de expresión: expertos

Laura Poy Solano
Periódico La Jornada
Miércoles 6 de abril de 2011, p. 23

Académicos, estudiantes y especialistas en medios de comunicación afirmaron que sin un ejercicio pleno del derecho a la información y la libertad de expresión no es posible la construcción de democracia y ciudadanía. Advirtieron que el espacio radioeléctrico y televisivo en México no puede estar sólo en manos de unos cuantos que privilegian sus intereses empresariales.

Enfatizaron que a la preocupación por la ausencia de un marco regulatorio que garantice diversificación y pluralidad se suma la escasa calidad de los contenidos.

Al inaugurar los trabajos del Encuentro Nacional por la Diversidad y la Calidad de los Medios de Comunicación, convocado por la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), investigadores en comunicación política alertaron sobre el papel de los medios en los procesos electorales. Enfrentamos una normatividad con límites. Carecemos de mecanismos efectivos de sanción a quienes de forma evidente buscan violentar lo establecido en la reforma electoral.

Hoy más que nunca, afirmó Julio Juárez, catedrático del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, constatamos que el debate político pasó de los noticieros televisivos y los espots a las telenovelas y los programas de entretenimiento (donde aparecen candidatos y políticos) en tiempos y espacios claramente prohibidos por la ley, sin que haya castigos.

Nestor García Canclini, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y presidente del consejo consultivo de la Amedi, enfatizó la necesidad de impulsar la calidad y diversificación de los medios, la cual, afirmó, no se puede medir por los niveles de audiencia ni al acceso a determinados públicos.

Enfrentamos, agregó, una homogeneización de contenidos donde el espectador no tiene opciones reales para elegir qué es lo que desea ver frente a una tendencia de reducción de lo discordante, pues lo que realmente atenta contra la diversidad es su concentración.

Aseguró que la creación de una tercera cadena de televisión pública en el país no es ninguna garantía de diversificación, si los programas que emiten son similares en formato y contenido, como ocurre a escalas nacional e internacional.

En el acto, encabezado por Aimée Vega Montiel, investigadora de la UNAM y directora de Amedi, e Inti Muñoz, presidente del Fideicomiso del Centro Histórico, el senador perredista Carlos Sotelo, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Senado de la República, afirmó que hay una clase política ajena a la realidad que viven los mexicanos que obstaculiza, por todos los medios, la aprobación de una reforma integral a la Ley de Radio y Televisión que dé certidumbre en las licitaciones del espectro radioeléctrico, garantice la pluralidad de los medios y reconozca la tarea social que deben cumplir. Esto nos llama a no claudicar y participar para tener un sistema más democrático y plural.

Beatriz Solís Leeré, catedráti- ca de la UAM y especialista en derecho a la información, aseguró que los medios son sólo un instrumento necesario para el ejercicio de derechos fundamentales como la libertad de expresión y a la información, por lo que no pueden seguir como un poder sin contrapeso, y menos aún estar sujetos al capricho e interés de unos cuantos.

En México, dijo, está insuficientemente garantizado, pues no se satisface con la uniformidad de visiones. Los grandes medios privilegian sus intereses particulares en detrimento del interés general, y confunden su propia libertad con la de empresa, considerada para ellos como la primera de sus libertades.

Aimée Vega señaló que el objetivo del encuentro es abrir un espacio de debate y análisis para construir una agenda ciudadana de los retos que enfrentamos para democratizar los medios de comunicación, la cual entregaremos a legisladores, autoridades federales y funcionarios vinculados al sector para que conozcan las propuestas de la sociedad civil, pues afirmó que las audiencias han dejado de ser pasivas.

Aleida Calleja, directora del programa de Legislaciones y Derecho a la Comunicación de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias en América Latina y el Caribe, señaló que México es uno los países con mayor concentración mediática en el mundo, pues 94 por ciento de la televisión es propiedad de dos empresas, mientras 70 por ciento de las estaciones de radio concesionadas son operadas por 10 grupos de la iniciativa privada.

El encuentro, donde se analizarán cinco ejes temáticos, entre ellos monopolios de comunicación en México y derechos de las audiencias, será clausurado hoy por la periodista Carmen Aristuegui y el actor Daniel Giménez Cacho.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario