09/12/2010

Critican que magistrados aplazaran discusión de la sentencia de la CIDH sobre el asunto

Encubre la Suprema Corte a responsables del caso Rosendo Radilla, señalan ONG

También se posterga una discusión importantísima: la del fuero militar, deploran

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 12

Al aplazar para el próximo año la discusión de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el caso Rosendo Radilla, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) deja claro que no le interesa resolver el tema, y que en los hechos encubre a los culpables del crimen, señalaron organizaciones no gubernamentales (ONG).

Julio Mata, secretario ejecutivo de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos en México (Afadem), consideró que al no fijar su postura sobre el asunto antes de la fecha límite del 15 de diciembre, por adelantar su periodo vacacional, los jueces están perpetuando la impunidad.

La Suprema Corte está encubriendo a los responsables. Su comportamiento no es para proteger y servir a todos los mexicanos, sino a los criminales, denunció.

La escasa voluntad de los magistrados por cumplir la sentencia quedó clara desde las sesiones en que algunos expusieron planteamientos absurdos para oponerse, como decir que la CIDH es un ente extranjero, sin mencionar que el Estado mexicano firmó y ratificó sus vínculos con el mismo, añadió.

Aunque finalmente la Secretaría de Gobernación anunció que acataría el fallo de la Corte Interamericana, algunos jueces se mostraron reticentes, cuando la aplicación y obediencia eran un acto obligatorio, no opcional.

Al postergar el debate, los miembros de la SCJN están retrasando su propia capacitación sobre temas de desaparición forzada y la aplicación de normas internacionales sobre este delito, además de evitar la plena entrada en vigor de la convención de Naciones Unidas sobre crímenes de lesa humanidad en el país, dijo.

Humberto Guerrero, encargado del área de defensa de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, consideró que no abordar el asunto de Rosendo Radilla es una muestra de la poca voluntad por cumplir la sentencia de la CIDH.

Terminar por adelantado con sus actividades anuales implica seguir aplazando una discusión importantísima, que es la del fuero militar, a la luz de que Felipe Calderón mandó una iniciativa que no cumple con los requisitos y estándares de la justicia interamericana. En el fondo, pareciera que entre más largas le den, mejor para ellos, apuntó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario