02/12/2010

Impunidad

Será abordado el año próximo; solicita la madre mayor castigo para indiciada

Obstruye Cossío Díaz resolución del caso de menor violado en San Felipe, Oaxaca

Arguye el ministro que requiere más tiempo para conocer a fondo los hechos; molestia de compañeros

Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Jueves 2 de diciembre de 2010, p. 20

Por petición expresa del ministro José Ramón Cossío Díaz, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aplazó para el año próximo la revisión de los amparos relacionados con el caso de un menor que fue violado en el municipio de San Felipe, Oaxaca.

Trascendió que Juan N. Silva Meza y Arturo Zaldívar apoyaban los dictámenes elaborados por Olga Sánchez Cordero. En el primero daba la razón a la madre del pequeño, quien solicita que la directora del plantel, Yolanda León Ramírez –sentenciada a seis años de prisión–, también sea procesada por daño moral, y el segundo negaba el amparo a la profesora León en contra de la sentencia por violación equiparada. Pese a ello, los ministros decidieron en privado atender la petición de Cossío, quien dijo que necesitaba conocer más a fondo del asunto.

El planteamiento del ministro molestó a sus compañeros, quienes accedieron a su petición por cortesía, mas no porque creyeran que tiene la razón. Máxime cuando tres de los cuatro integrantes de la sala –a la que le falta un elemento desde la muerte de José de Jesús Gudiño Pelayo– compartían el sentido del proyecto.

Lamentablemente para la causa de la madre de la víctima, Leticia Valdés Martell, quien ayer estuvo presente en la sesión, el destino de los amparos es ahora incierto.

Esto, porque de hacerse válidos los pronósticos, Silva Meza sería elegido presidente de la Suprema Corte en la sesión del 3 de enero próximo y dejaría la primera sala, lo que de entrada le quitaría un voto seguro al dictamen de Sánchez Cordero.

Su lugar lo ocuparía el actual presidente Guillermo I. Ortiz Mayagoitia y la sala se complementaría con la ministra –si prevalece la terna que envió el pasado martes el presidente Felipe Calderón– o el ministro que suceda a Gudiño Pelayo.

Por otra parte, la sala negó un amparo a un sujeto que fue detenido con un cargamento de droga en alta mar, quien argumentó que su aprehensión por la Armada de México había sido ilegal, ya que se encontraba en la zona de mar patrimonial (que va de las 12 a las 200 millas mar adentro), donde el gobierno mexicano no tendría jurisdicción.

Los ministros confirmaron el criterio sostenido en dos asuntos anteriores en los que validó la acción de los marinos y la detención del acusado.

En otro orden, debido a que en cuatro asuntos hubo empate a dos votos, la sala tuvo que llamar a Margarita Luna Ramos, quien pertenece a la segunda sala, para que emitiera el voto definitivo.

De esta manera, la primera sala concluyó sus labores 15 días antes de que se inicie formalmente el periodo vacacional de fin de año. La segunda sala –que también sesiona los miércoles– sí trabajará la semana próxima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario