04/03/2011

Acción Nacional insiste en modificar varios artículos

Está a punto de fracasar la reforma constitucional en derechos humanos

Andrea Becerril y Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Viernes 4 de marzo de 2011, p. 18

La reforma constitucional en materia de derechos humanos se presentó ayer en primera lectura ante el pleno del Senado, pero la fracción del PAN advirtió que no cuenta con su aval, e insistirá en que se modifiquen varios de sus artículos, lo que podría llevar a que quede en la congeladora.

Durante su reunión previa a la sesión, el senador Santiago Creel evitó que se votara la postura de la bancada, como exigía el grupo de blanquiazules que no acepta el término preferencias sexuales y se opone también a que se lleven a nivel de la Carta Magna los derechos reconocidos en todos los tratados internacionales signados por México. Ante ello, los panistas determinaron seguir el debate interno y definir el próximo lunes su postura, la que, según versiones de algunos legisladores de Acción Nacional, es por frenar por completo la reforma.

En el PRI hay preocupación, toda vez que por tratarse de una reforma constitucional se requiere de dos tercios de votación, que no logran sin una parte de los panistas, quienes cada vez ponen más objeciones a esa minuta, que pasó ya por ambas cámaras y se aprobó por primera vez en San Lázaro el 23 de abril de 2009.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Pedro Joaquín Coldwell, advirtió que sería muy grave que el PAN frenara esa reforma trascendental en la que han trabajado en los pasados tres años.

Ayer, grupos de homosexuales y lesbianas criticaron a los panistas por cuestionar el término preferencias sexuales. Samantha Carolina Gómez Fonseca, de la Comisión de Diversidad Sexual y Equidad de Género, del Partido del Trabajo, se plantó en Xicoténcatl y advirtió que ese sector de la población ha sido víctima del estigma y la discriminación.

Integrantes del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, ente ellos Miguel Carbonell, hicieron llegar a cada uno de los 128 senadores un escrito en el que piden aprobar en sus términos esa reforma, por la que se moderniza nuestro marco constitucional y se pone a nuestro país en línea con distintos tratados en la materia.

Los investigadores consideran positiva la inclusión del principio de no discriminación por preferencias sexuales en el texto del artículo primero de nuestra Carta Magna. Hacen notar que tal principio ya forma parte del orden jurídico mexicano, al estar recogido en el artículo 4 de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, la cual fue impulsada por el entonces presidente Vicente Fox y votada a favor por los diputados y senadores del PAN.

Los senadores panistas, sin embargo, insisten en que se elimine la palabra sexuales y quede sólo la prohibición de discriminar por preferencias, toda vez que, según expresó el senador Felipe González, hay una gran variedad de preferencias y no puede circunscribirse a una sola.

Agregó que tienen otras objeciones a la minuta que los diputados les remitieron en diciembre del año pasado y que no debieron ya cambiar. Entre ellas, dijo, lo referente a los tratados internacionales, porque algunos ni siquiera los conocemos y cómo vamos a llevarlos hasta la Constitución.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario