21/03/2011

La propuesta tricolor es más nefasta y ominosa que la del blanquiazul, subraya

La reforma laboral priísta es un paraíso para los despidos, advierte jurista

Los aspectos más letales son limitar el pago de salarios caídos a un año y el outsourcing

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Lunes 21 de marzo de 2011, p. 17

La reforma laboral presentada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es más nefasta y ominosa para los trabajadores que la que planteó en su momento Acción Nacional (PAN). La iniciativa del tricolor –defendida abiertamente por el secretario del Trabajo, Javier Lozano– es peor, porque literalmente pretende borrar de la Ley Federal del Trabajo los principales derechos laborales de los mexicanos.

Fueron cinco abogados del sector empresarial, entre ellos los de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), los que negociaron y le metieron mano a esta iniciativa del PRI, junto con representantes del Congreso del Trabajo y de la Confederación de Trabajadores de México. La premisa de esos encuentros fue que los abogados patronales no tocaran lo que se refiere a sindicatos, manejo de recursos y elecciones, y lo demás era negociable.

Miembro de la Asociación Nacional de Abogados (ANAD) y experto en sector laboral, el abogado Arturo Alcalde desmenuzó los aspectos más letales del proyecto del Revolucionario Institucional y consideró que el planteamiento de limitar el pago de salarios caídos en los conflictos laborales a sólo un año y la legalización el outsourcing son los dos golpes más fuertes de esta iniciativa, los que darán al traste con la defensa de los derechos de los obreros.

Limitar el pago de salarios caídos a un año en el caso de conflictos laborales es la carta abierta para que sean despedidos injustificadamente, por ejemplo, trabajadores que tienen 20 o 25 años laborando en una empresa y, cuando ellos quieran demandar, el patrón les diga perfecto, hazlo y si me ganas en tres o cinco años, yo sólo te pago uno de salarios caídos y me resulta muy barato hacerlo, puntualizó el abogado.

–¿Es peor la iniciativa de reforma del PRI que la del PAN?

–Definitivamente. Incluso en sesiones que tuvieron en la Escuela Libre de Derecho, abogados patronales manifestaron que la reforma priísta era el camino para el paraíso de los despidos. Porque con argumentos de que así se van a tener juicios rápidos, se restringe el pago de salarios caídos a un año, lo abaratará la liquidación de trabajadores.

Algo similar se quiso introducir en la llamada reforma Abascal y el ya fallecido funcionario se negó a aceptarlo, porque dijo en ese entonces que eso era castigar al inocente y premiar al infractor.

–¿Qué otros aspectos son igualmente graves de esta reforma para los derechos laborales?

–La subcontratación de trabajadores que, podrán hacer ahora libremente y sin restricción las empresas, otorgando salarios bajos y cero prestaciones, al amparo del outsourcing: las modificaciones al régimen de contratación para dar trabajo hasta temporal en varias vertientes y muy barato; en materia de titularidad de un contrato colectivo, los padrones de votación se van a integrar sólo con la información que den las empresas. Además se rasuran prestaciones, quitan la inspección del trabajo y mucho más.

Foto
Arturo Alcalde sostuvo que el PRI está haciendo el trabajo sucio al PAN
y sólo resta saber a cambio de qué
Foto Guillermo Sologuren

–¿Qué más esconde esta iniciativa del tricolor, al parecer llena de sorpresas para los trabajadores?

–Un asunto igualmente grave es que se limita y prácticamente imposibilita la creación de sindicatos gremiales. Esto es porque modifica las reglas en casos de disputa por titularidad, y señala que si el patrón tiene firmado un contrato colectivo que abarque a trabajadores de varios ramos, ya no se puede demandar la creación de otro sindicato de gremio, como por ejemplo los pilotos, sobrecargos, académicos, que tienen su propia organización.

Esta fue una petición concreta de los empresarios del sector aeronáutico, como Interjet o Volaris, que lo pidieron expresamente, pero pega a los gremios universitarios, en los que no van a poder tener organizaciones gremiales de académicos.

–¿Por qué el PRI modificó la propuesta de reforma laboral que había presentado anteriormente y al parecer la endureció?

–La anterior iniciativa tricolor tenía un concepto que molestaba demasiado al sector patronal y era su propuesta de reducción de jornada laboral a 40 horas, pero ni siquiera los dejaron subirla a tribuna. Los legisladores se echaron para atrás y la llevaron a la mesa de negociaciones con abogados también del Consejo Coordinador Empresarial, que lo primero que hicieron fue rasurarle las prestaciones que proponía, como ampliación de vacaciones y otras, y aprovecharon para cambiar algunas cosas que resultaron ser verdaderas bombas para la LFT.

–¿También incluye afectaciones para los sindicatos?

–Son implícitas, porque ahora los patrones para qué van a necesitar restringir sindicatos, si podrán despedir injustificadamente y de manera barata a los trabajadores que quieran, incluso a los mismos dirigentes. No les importará irse a juicio, porque ahora les saldrá muy barato, a largo plazo y sin intereses. Esto va a provocar una debacle en el mundo laboral. Es grotesco.

Alcalde planteó que hay inconformidad de los líderes sindicales no sólo del sector independientes sino de los mismos charro corporativos, pero hay la orden desde los dirigencias del CT y de la CTM de que tienen que apoyar la propuesta.

“Qué negociaron a cambio?, no se sabe, pero ahora el PRI le está haciendo el trabajo sucio al PAN. La iniciativa se está manejando como un acuerdo cupular y por ello impulsa su aprobación fast track; no quieren discusión ni debate. Lo quieren imponer a toda costa y los empresarios patronales están felices porque se les cumpliría todo lo que han soñado, ya que el Revolucionario Institucional está aceptando y promoviendo la destrucción del carácter protector de la Ley Federal del Trabajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario