28/03/2011

DENUNCIA PÚBLICA: HONDA

Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM)

EXIGIMOS A LA SECRETARIA DEL TRABAJO
ACATE ORDEN JUDICIAL DE OTORGAR

NUESTRO REGISTRO SINDICAL; ALERTAMOS
DE NUEVAS MANIOBRAS PARA IMPEDIRLO


· Es el primer paso, pero confirma la legitimidad y razón jurídica de nuestro movimiento
· Ni la represión ni los despidos frenarán nuestro derecho de organización
· Exigimos el cese del hostigamiento a las y los trabajadores de Honda de México

Después de casi un año de sortear los obstáculos que la autoridad laboral ha interpuesto para impedir nuestra organización; de resistir un sinnúmero de represalias y el despido de cinco compañeros, el Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM), logró que el Juzgado Segundo de Distrito en Materia del Trabajo ordene a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), proceda a dar registro legal a nuestro sindicato, pese a la constante oposición de esta dependencia. Esta resolución es apenas el primer paso, pero es un paso que demuestra la legitimidad y la razón jurídica que asiste a nuestro movimiento.

La resolución, emitida por el juzgado el 23 de marzo pasado, echa por tierra todas las absurdas maniobras que la STPS ha perpetrado, como negarnos el registro “por no acreditar la existencia de la empresa” y no determinar el ramo al que se dedica, razón por la que nos exigía la presentación del acta constitutiva de la empresa, (siendo que es una compañía conocida internacionalmente). La documentación que presentamos para obtener el registro ha sido mutilada una y otra vez y con ello pretenden que nuestro expediente está incompleto y que el padrón de asociados no tenía el domicilio de la empresa, siendo que presentamos boletas de pago y gafetes oficiales de las y los empleados en los que está escrito el domicilio de esta empresa asentada en El Salto, Jalisco.

No obstante este primer triunfo de nuestro sindicato, es necesario mantenernos alertas puesto que no dudamos que la STPS recurra a nuevas argucias jurídicas para atacar a nuestro Sindicato, como apelar la resolución o retrasar el trámite del registro. Cualquiera de estas maniobras evidenciaría, aún más, la rabiosa política antisindical del gobierno mexicano, que a costa de las y los trabajadores quiere ofrecer mayores privilegios a los patrones (por ello, también, su apoyo a la reforma laboral propuesta por el PRI).

En esta planta por más de 23 años ha existido un sindicato de protección, de extracción cetemista, que año tras año cobra a la empresa millonarios sumas a cambio de no hacer nada ni defender a los trabajadores;

La consolidación de nuestro sindicato como una representación auténtica de las y los trabajadores de Honda es tan fuerte e innegable que provocó que, después de 10 años de ausencia, se presentara el líder del sindicato “blanco” de la empresa, Carlos Arias Hernández —quien no es trabajador de la planta y ocupa un cargo directivo en la CTM estatal—, a prometer “beneficios”, como el pago adelantado del reparto de utilidades.

El sindicato de la CTM quiere ganar adeptos al decir que ahora sí va a revisar el contrato colectivo de trabajo. La pregunta es ¿por qué no lo hicieron en 23 años que tiene la planta y lo hace hasta ahora que ya no estamos organizando de verdad?

Quienes integramos el Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM), decidimos comenzar esta lucha a sabiendas de que seríamos reprimidos y poníamos en juego nuestro empleo, pero con la firme convicción de reclamar nuestros derechos y acabar con los abusos en nuestra contra: sueldos bajos, excesos de carga laboral (se aumenta la producción sin contratar más personal), extensión arbitraria de la jornada laboral.

También estamos sujetos a cambios de días de descanso forzados sin consulta; hostigamiento laboral: nos impiden ir a tomar agua argumentando que es abandono de trabajo; se sigue a los empleados hasta el sanitario para evitar que se tomen más de tres minutos; llaman a las y los trabajadores a cubículos cerrados tratando de sacar cualquier tipo de información mediante amenazas de despidos o castigos; obligan a los trabajadores a que firmen papeles en blanco.

También padecemos falta de higiene y seguridad. En caso de accidente se lleva a los compañeros a clínicas particulares para no tener evidencias en el IMSS y si en dado caso las hay, obligan al personal a renunciar. Lo anterior, sólo como un botón de muestra de las muchas injusticias al interior de la planta.

A esto se suma la casi nula oportunidad de desarrollo profesional y escalafonario. Sin importar si tienen 15 años de antigüedad o son de nuevo ingreso, los dos mil 400 trabajadores de Honda—cuya producción es de más de 355 mil vehículos al año— perciben un sueldo de entre 132 y 160 pesos diarios; que, por cierto, es tres veces menor en comparación con quienes laboran en armadoras como Nissan o Volkswagen y realizan labores similares.

Como castigo y para intentar intimidar a los demás miembros de nuestro sindicato auténtico, la empresa ha despedido a Raúl Celestino Pallares Cardoza, Alejandro de León Juárez, Norberto López Rauda, José Luis Solorio Alcalá (secretario general) y apenas el 8 de marzo anterior a Manuel Becerra (secretario de Trabajo y Conflictos). Están en proceso las demandas por despido injustificado.

Queremos dejar muy claro ante la opinión pública que ni los despidos, ni las amenazas, ni las argucias legaloides harán que detengamos nuestra lucha genuina, por defender nuestro derecho a un trabajo digno y a una representación sindical auténtica y democrática. Exigimos el cese del hostigamiento a las y los trabajadores de Honda de México. Exigimos la reinstalación inmediata de nuestros compañeros despedidos por ejercer el derecho a la libertad sindical.

A la Secretaría del Trabajo y Previsión Social le exhortamos a que se conduzca con apego a su obligación constitucional de tutelar el derecho de las y los trabajadores a organizarse libremente; abandone su empecinamiento en impedir nuestro registro y acate la resolución judicial. Cualquier recurso legal que interponga esta Secretaría en contra de nuestro registro demostrará que su intención es la de beneficiar siempre a los patrones a costa de los derechos y de una mayor miseria para las y los trabajadores.

1 comentario:

  1. SI EN ESTE PAÍS SE ACATARA LO QUE ESTA DECRETADO EN LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO HUBIERA MENOS MISERIA,MAS EMPLEOS DIGNOS,MENOS ANALFABETISMO, MENOS GENTE CORRUPTA Y VIDA HUMANA. NO CAVE DUDA QUE EXISTEN EMPRESARIOS EXPLOTADORES SABIENDO QUE LA RIQUEZA OBTENIDA ES POR EL ESFUERZO DE LA CLASE TRABAJADORA Y SUMÁNDOLE LA PROTECCIÓN DEL GOBIERNO,PUES EN DONDE QUEDA EL PAÍS LIBRE Y SOBERANO DEL QUE TANTO PRESUMIMOS. ASÍ PUES EXHORTO AL GOBIERNO Y EMPRESARIOS QUE TOMEN CONCIENCIA PARA AQUEL QUE RECIBA UN SALARIO,SEA SUSTENTABLE PARA LAS FAMILIAS Y PODER OBTENER PATRIMONIOS PARA LAS SIGUIENTES GENERACIONES DE LAS Y LOS MEXICANOS.....SALUDOS.

    ResponderEliminar