24/03/2011

Plascencia se reúne con grupo de trabajo de Naciones Unidas

Entrega CNDH informe con 240 casos de retenciones ilegales de personas

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Jueves 24 de marzo de 2011, p. 13

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, se reunió con los integrantes del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la Organización de Naciones Unidas (ONU), a quienes entregó un informe en el cual compendia 240 casos de ese delito en México.

El documento, escrito en inglés y español, no especifica el periodo en que ocurrieron dichas desapariciones, ni si son las únicas documentadas o si hay otras en proceso de estudio para clasificarlas como tales.

A su vez, organizaciones sociales de familiares de desaparecidos celebraron la buena voluntad de la comisión especial de la ONU, pero advirtieron que es mejor esperar los alcances de su informe final, puesto que las observaciones de dicho grupo no tienen carácter vinculatorio para el Estado mexicano.

Pablo Álvarez, del colectivo HIJOS México, detalló que los integrantes del grupo de trabajo mostraron gran disposición de diálogo con los representantes de las asociaciones civiles, lo cual por sí mismo constituye una buena señal, aunque pidió cautela para evaluar su labor.

Nos escucharon, de eso estamos bastante satisfechos. Aplaudimos que hayan venido por primera vez a México, pero recordamos que hace 30 años el Comité Eureka entregó expedientes sobre desapariciones a un grupo similar de la ONU, y nunca hubo resultados, expresó.

Nadine Reyes Maldonado, representante del Comité Hasta Encontrarlos, dijo tener claro que no se puede exigir al grupo de Naciones Unidas más de lo que esté en sus atribuciones, aunque ya es importante el hecho de remarcar el tema de los desaparecidos como un crimen vigente y sistemático de lesa humanidad.

Lo que ellos pueden hacer es presionar al gobierno mexicano para que investigue y sancione los casos de desaparición forzada y formule una ley general sobre ese tema. Sabemos que no todo depende de ellos, pero en eso sí podrían incidir, para que el Estado cumpla con todos los acuerdos que ha firmado, apuntó.

La legisladora Rosario Ibarra denuncia que ese ilícito ha crecido de forma escandalosa

Necesaria, una ley específica contra la desaparición forzada: misión de la ONU
Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Jueves 24 de marzo de 2011, p. 13

El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que encabeza Ariel Dulitzky, se reunió con senadores de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Justicia, a quienes planteó la necesidad de una ley específica en la materia y expresó su preocupación por el proyecto de reforma sobre fuero militar, ya que lo considera incompleto.

Fue un encuentro privado, de más de dos horas, en el cual la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Rosario Ibarra, advirtió que el número de desapariciones forzadas se ha incrementado de forma escandalosa durante el gobierno de Felipe Calderón, ya que, aunque familiares de las víctimas temen presentar denuncias, se habla de 3 mil nuevos casos.

La cifra puede quedar corta si se toma en cuenta que la Procuraduría de Justicia de Morelos reconoció hace días que en esa pequeña entidad hay mil 200 desaparecidos, agregó.

La cifra salta, dijo, ya que la propia e inocua Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado reconoció que el número de víctimas de desaparición forzada alcanza 788 en 19 años.

En los años setenta, añadió, los desaparecidos eran activistas políticos, pero en la actualidad afecta a ciudadanos sin militancia ideológica o política, muchos de ellos fallecidos durante la guerra de Calderón en contra del crimen organizado. “Estamos hablando de la peor pesadilla de este gobierno, de más de 35 mil ejecutados”, insistió.

El panista Felipe González, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, sostuvo que de 35 mil muertos en lo que va del sexenio, 2 mil 100 eran soldados, marinos, policías federales y estatales, así como civiles, quienes fallecieron durante operativos contra el narcotráfico y la criminalidad.

Otros 2 mil 900, abundó, son delincuentes abatidos por las fuerzas públicas, y unos 30 mil muertos por enfrentamientos y ajustes de cuentas entre los cárteles de la droga y otras bandas criminales.

Durante la reunión, los representantes de la ONU plantearon la necesidad de que haya una ley federal en materia de desaparición forzada. El priísta Pedro Joaquín Coldwell, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, afirmó que ese delito está ya tipificado en el Código Penal Federal.

Lo que se requiere, apuntó, es una ley general de desaparición forzada , similar a la del secuestro.

Los relatores de la ONU expresaron también que les parece insuficiente la iniciativa de reforma al Código de Justicia Militar, que envió Calderón al Senado, ya que sólo hay tres tipos de delitos cometidos por elementos de las fuerzas armadas contra civiles –desaparición forzada, tortura y violación– por los que se puede juzgar a elementos castrenses en tribunales del fuero común.

Es necesario, señalaron, que los integrantes de las fuerzas armadas sean procesados por la justicia civil en todos los casos en que violen derechos humanos.

La senadora Ibarra expresó que esa iniciativa presidencial deja fuera los homicidios y los llamados daños colaterales de civiles muertos por no detenerse en un retén militar, y de jóvenes inocentes ultimados en operativos del Ejército y la Marina.

Denunció que establecer 35 años para la prescripción de la desaparición forzada es mantener en la impunidad a los responsables de la detención y retención ilegal de su hijo Jesús Piedra Ibarra, quienes actuaron en el lapso en que más se cometió ese delito de lesa humanidad.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario