31/03/2011

Representa más del doble de lo autorizado, señala ONG

Más de $18 mil 880 millones, el gasto del gobierno en publicidad desde 2006


Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Jueves 31 de marzo de 2011, p. 16

El gobierno federal ha gastado en lo que va del sexenio más de 18 mil 800 millones de pesos en publicidad, más del doble de lo que se aprobó oficialmente, sin que hasta el momento existan reglas claras para la asignación de esos recursos.

Así lo advirtieron los creadores de la página de Internet www.publicidadoficial.com, quienes señalaron que el presidente Felipe Calderón ha dedicado una cantidad exorbitante de dinero, superior a mil 120 millones de pesos, para promover los resultados de la guerra contra el crimen organizado, por ejemplo.

Omar Rábago, oficial adjunto de la organización Artículo 19, subrayó la necesidad de saber con exactitud cómo se manejan los recursos de la publicidad oficial, ya que hasta el momento ese rubro no está controlado por ninguna legislación en particular ni es susceptible de ser investigado.

Lo anterior ocurre, dijo, a pesar de que el artículo 134 constitucional señala que el dinero del Estado no debe utilizarse para difundir el nombre de ningún político o funcionario.

Actualmente hay “gran cantidad de anuncios que en realidad no informan nada, sino que promueven la figura de varios políticos, al mismo tiempo que se le quitan recursos a medios críticos, como Proceso o Contralínea”, afirmó.

Diego de la Mora, investigador de la organización Fundar, señaló que el presupuesto de comunicación erogado por el actual gobierno federal se ha ejercido de manera superflua, y llamó a que el Poder Legislativo defina reglas claras para esta actividad.

Desde que Calderón llegó a la Presidencia, señaló, ha habido un aumento exponencial del gasto en publicidad, hasta de 784 por ciento en relación con el sexenio de Vicente Fox.

La opacidad predominante en este rubro, alertó, hace que continúe la relación viciada del gobierno con la mayoría de los medios de comunicación: premia con nuevos contratos a quienes obedecen, y castiga a quienes lo critican al retirarles el dinero de esa partida.

Durante un debate posterior, Aleida Calleja, directora de legislaciones de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, aseveró que aunque no hay ningún código oficial de asignación de esos recursos, es sabido que los medios electrónicos acaparan 70 por ciento de la publicidad, mientras periódicos y revistas deben conformarse con las migajas.

El periodista Javier Solórzano lamentó que siga vigente la frase de no pago para que me peguen, acuñada por el ex presidente José López Portillo, y coincidió en señalar que deben existir criterios públicos sobre la forma en que dichos recursos se reparten.

La discrecionalidad va de la mano de las intenciones políticas, y en ese proceso se dañan la libertad de expresión y la pluralidad informativa en los medios”, sostuvo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario