17/03/2011

Se prefigura el delito de "traición a la patria", advierten juristas

Legisladores piden explicaciones a la SRE

Andrea Becerril, Víctor Ballinas, Enrique Méndez, Roberto Garduño, Alfredo Méndez, Jesús Aranda y Ciro Pérez
Periódico La Jornada
Jueves 17 de marzo de 2011, p. 5

Senadores de PRI, PRD y PT advirtieron que la incursión de aviones militares de Estados Unidos sobre territorio nacional, y la posible autorización de agentes extranjeros para portar armas en el país, violan la soberanía, pasan por encima de la Constitución y son otra muestra de la subordinación del gobierno mexicano a Washington. No sé qué le falta al presidente Calderón para entregar el mando. ¡Eso es algo realmente preocupante!, sostuvo la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, la priísta Rosario Green.

La ex canciller consideró una barbaridad que se mantuviera en secreto ese acuerdo entre Calderón y Obama, el que, de acuerdo con la información del periódico The New York Times, posibilita los sobrevuelos de aviones estadunidenses en espacio aéreo mexicano.

Resaltó que no sólo eso le ocultó Calderón al Senado –que tiene muchísimo que ver con salvaguardar la soberanía nacional–, sino también la existencia del segundo centro conjunto contra el tráfico de drogas, de donde se deriva la posibilidad de que los agentes de Estados Unidos que participen en operativos contra la delincuencia organizada puedan portar armas en el país .

El presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo que ninguna incursión de autoridades extranjeras está permitida. Tampoco, agregó, que los agentes de otras naciones puedan estar armados en el país. A su vez, el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete, señaló que el Senado no puede aceptar que informaciones de esta naturaleza las conozcamos por la prensa extranjera.

Para el coordinador del PT, Ricardo Monreal, la vigilancia aérea que mantiene el gobierno de Obama, sencillamente somete al país a una condición indigna, de subordinación. Es, insistió, una actitud demasiado entreguista hacia el vecino país.

Los senadores demandarán una explicación clara a la canciller Patricia Espinosa, que hoy comparece en Xicoténcatl, pues hasta los panistas expresaron desacuerdo con ese hecho. El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Felipe González, aseguró que de haberse sometido al Senado una solicitud de esa naturaleza, se habría rechazado, ya que está clarísimo que ninguna autoridad extranjera puede estar operando en México.

En tanto, en la Cámara de Diputados, el legislador priísta Alfonso Navarrete Prida dijo que no hay violación a la soberanía, si bien es un tema que debe ser avalado por el Senado. En tanto, el vicepresidente de la mesa directiva, Jesús Zambrano (PRD), señaló que estamos ante un problema de soberanía en que la Presidencia de la República no puede unilateralmente asumir una responsabilidad, firmar un acuerdo. Estamos ante un serio y grave problema de violación a la soberanía nacional, señaló.

Desde la perspectiva de los juristas Elisur Arteaga y Jorge Reyes Peralta, en esta operación hay una violación constitucional, pues el presidente Calderón no tiene facultades para acordar directamente con Barack Obama un acuerdo semejante. Subrayaron que el Senado debe impedir una violación tan grave dado que lleva implícita, apegados a la interpretación constitucional, una conducta de traición a la patria.

En tanto, fuentes militares confiaron que este acuerdo que permite los vuelos no tripulados estadunidenses está apegado a derecho, toda vez que esas operaciones están sustentadas en tratados internacionales firmados por México. Aseguraron que no hay violación constitucional, si bien declinaron opinar sobre los alcances de este acuerdo y si implicaría un viraje en la estrategia de seguridad nacional.

Trascendió que el Ejército y la Armada no se ponen de acuerdo sobre la conveniencia de utilizar estas aeronaves para combatir al crimen organizado, ya que, mientras los militares adquirieron hace más de un año un lote de aviones de este tipo por un costo de 23 millones 250 mil dólares, los marinos no se han decidido a incorporar esta tecnología a su labor y están a la espera de un eventual incremento en el presupuesto para pensar en la adquisición de estos aparatos.

A su vez, el PAN ratificó su respaldo a las acciones en materia de cooperación internacional emprendidas por Calderón para enfrentar a la delincuencia organizada, como es el uso de aviones de vigilancia para detectar droga en territorio mexicano.

Sobrevuelos de Estados Unidos, ausentes del documento de la SRE

Reciben senadores informe rasurado
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Jueves 17 de marzo de 2011, p. 7

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) remitió ayer al Senado el infome sobre la reciente visita del presidente Felipe Calderón a Estados Unidos, en el que se alude a reuniones públicas y privadas con su homólogo Barack Obama, sin que se mencione la autorización para que aviones estadunidenses vigilen el espacio aéreo mexicano, la que, según The New York Times, se concretó en ese viaje.

El informe fue solicitado la semana pasada, luego de conocerse la operación Rápido y furioso, y en respuesta la cancillería hizo llegar el documento en el que se señala que ambos mandatarios revisaron la Iniciativa Mérida y el presidente Obama ratificó el compromiso de su gobierno de cumplir con los acuerdos ahí establecidos.

En este contexto, acordaron dar prioridad a las entregas pendientes de equipos aéreos y de inspección no intrusiva, así como la ejecución de programas prioritarios de cooperación.

En cambio, se señala que los presidentes (...) se refirieron a la importancia de ir construyendo un cambio paradigmático en la cooperación, basado en la responsabilidad compartida, la confianza mutua y el respeto a la jurisdicción territorial de cada país.

Asimismo, reconocieron que la eficacia de las acciones contra las organizaciones delincuenciales que operan en ambos lados de la frontera exige una estrecha colaboración bilateral.

La SRE sostiene que Calderón y Obama revisaron el estado que guarda la instrumentación de la Iniciativa Mérida, que contempla transferencias de equipos y programas de cooperación por un monto de aproximadamente mil 500 millones de dólares.

Se constató que hasta la fecha se han entregado plenamente montos de cooperación equivalentes a 402 millones de dólares, y que ante los retrasos experimentados Obama ratificó el compromiso de instrumentar a la brevedad posible ese acuerdo, incluyendo la entrega de equipos y programas este año equivalentes a 500 millones de dólares.

Ratificaron además que seguirán fortaleciendo la capacidad de desarticulación de las organizaciones criminales y los esquemas de cooperación e intercambio de información en ámbitos prioritarios como lavado de dinero, tráfico de armas y trasiego y consumo de drogas.

Sobre Rápido y furioso, se señala que el presidente Calderón reiteró la importancia de fortalecer las acciones de cada país en sus respectivos territorios, particularmente contra el tráfico de armas y el consumo de drogas.

El Ejecutivo destacó la importancia de aplicar el marco legal vigente que prohíbe la exportación de armas de fuego.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario