22/03/2011

Casi la mitad de mujeres que desarrolla tumores malignos de mama son menores de 49 años

Insiste la Ssa que los estudios para detectar cáncer sean a partir de los 50 años edad

La NOM 41 reduciría aún más la posibilidad de detectar alteraciones, señalan organizaciones

Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada
Miércoles 19 de enero de 2011, p. 42

Casi la mitad de las mujeres que desarrollan cáncer de mama tienen menos de 49 años de edad, según estadísticas oficiales. Ésta es la principal causa de muerte por tumor maligno entre la población femenina y, sin embargo, la Secretaría de Salud (SSa) insiste en que la actualización de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 041 para la prevención, detección, tratamiento y control de la enfermedad establezca que los estudios de detección (mamografía) se realicen a partir de los 50 años en forma anual, y antes de esa edad sólo si existen antecedentes familiares y previa consejería médica.

Organizaciones civiles advirtieron sobre el riesgo de que al concluir el plazo para la presentación de comentarios al anteproyecto de NOM (publicado el 19 de noviembre de 2010 en el Diario Oficial de la Federación) la dependencia mantenga su postura y excluya de la prestación del servicio de diagnóstico oportuno y obligatorio a las mujeres más jóvenes.

Al respecto, Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que la nueva NOM se publicará cuando concluya el trabajo de análisis de las bases de datos del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal sobre las pruebas de detección de la enfermedad.

De obtenerse la evidencia de que existe una afectación real en mujeres de 40 a 49 años de edad, se modificará el contenido de la norma, aseguró. Por ahora, la evidencia disponible en la Ssa señala que la tasa de mortalidad es de más del doble en el rango de 50 a 59 años (29.1 por 100 mil). En las mujeres que tienen 10 años menos las defunciones son 14.9 por 100 mil.

En entrevista, reconoció que la Ssa carece de información sobre tasas de incidencia. Por eso el acuerdo con algunas agrupaciones para recurrir a los datos del gobierno capitalino.

No obstante, información del Seguro Popular señala que de los 3 mil 59 casos del tumor que se registraron en 2009, prácticamente la mitad (mil 557) eran personas menores de 49 años de edad. Incluso se reportaron 553 mujeres que tenían desde uno a 39 años.

A escala nacional, se reportaron 8 mil 309 egresos hospitalarios de pacientes con cáncer mamario, las cuales seguían el mismo patrón en cuanto a edad: 4 mil 38 eran menores de 50 años.

Además, una investigación realizada por expertas del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Nacional de Cancerología advierte la importancia de la detección temprana, pues cuando una célula cancerosa mide un centímetro significa que tiene, como mínimo, siete años de evolución.

El estudio resalta la necesidad de contar con métodos capaces de visualizar alteraciones subclínicas de tamaño inferior a un centímetro. Indica que el tumor duplica su tamaño cada 100 a 300 días, lo que significa que requiere 30 duplicaciones antes de llegar a medir un centímetro.

Las investigadoras María Ester Brandan y Yolanda Villaseñor Navarro publicaron en la Revista del Instituto Nacional de Cancerología, en 2006, que en 46 por ciento de las mexicanas afectadas, el tumor se presenta antes de los 50 años y el grupo de edad más afectado es el de 40-49 años. Esto contrasta con lo observado en Estados Unidos, donde la edad media de presentación son 63 años, y en países europeos, donde la mayor incidencia es en mujeres posmenopáusicas.

El anteproyecto de actualización de la NOM 041 plantea que las pruebas de detección anuales se realicen antes de los 50 años, si hay antecedentes familiares directos del mal. Al respecto, el estudio de Brandan y Villaseñor indica que 85 por ciento de los casos de la neoplasia carece de dicho factor de riesgo.

Por ello, las agrupaciones civiles insistieron en la importancia de garantizar el derecho a la protección de la salud de todas las mujeres. Si en la actualidad ya es difícil que se realicen el estudio por falta de acceso a servicios de salud, al dejar fuera la NOM la obligación de ofrecerlo a las usuarias jóvenes, se reducirá aún más la posibilidad de detectar las alteraciones de la mama de manera oportuna, dijeron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario