31/03/2011

Juez federal lo encuentra culpable de corrupción de menores y pornografía infantil

Condenan a Succar Kuri a 13 años de prisión y a reparar el daño moral

La sentencia no es definitiva; el procesado puede impugnarla

Deberá pagar 350 mil pesos a cada una de las menores afectadas

Aún enfrenta cargos por violación equiparada y estupro

Foto
El 15 de julio de 2006, Jean Succar Kuri arribó al hangar de la Procuraduría General de la República, en la ciudad de México, después que las autoridades de Estados Unidos aprobaron su extradiciónFoto José Antonio López

Alfredo Méndez y Hugo Martoccia
Reportero y corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 31 de marzo de 2011, p. 13

El pederasta Jean Succar Kuri fue sentenciado este miércoles, en primera instancia, a 13 años de prisión por los delitos de corrupción de menores y pornografía infantil, después de un proceso que lleva más de cinco años. La condena, que aún no es definitiva y puede ser impugnada por el procesado, fue dictada por el juez segundo de distrito de procesos penales federales en Cancún, Quintana Roo, Gabriel García Lanz.

Succar Kuri está internado en la cárcel de Cancún, donde aún enfrenta procesos del fuero común por violación equiparada y estupro.

Por la tarde, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que el material probatorio que obra en el proceso penal se consideró suficiente para tener por demostrado plenamente en su comisión el delito de pornografía infantil, así como el de corrupción de menores, y la plena responsabilidad penal de Jean Touma Hanna Succar Kuri.

El órgano disciplinario y administrativo de jueces y magistrados agregó que “a lo anterior se suma la circunstancia de que obran agregadas al proceso copias certificadas de diversos procesos penales seguidos ante autoridades judiciales del fuero común contra el sentenciado Succar Kuri, por su probable responsabilidad en la comisión de delitos de violación, corrupción de menores y otros, cometidos en agravio de diversos menores de edad.

“En lo relativo a las penas que le fueron impuestas, se consideró que en el caso se actualizaba un concurso ideal de delitos, en términos de lo dispuesto por el artículo 18 del Código Penal Federal, por lo cual se le aplicó la pena correspondiente al delito que merece la mayor sanción, es decir, al de pornografía infantil; sanción que se aumentó en una mitad.

“Se consideró también que el grado de culpabilidad que le correspondía a Succar Kuri es el equidistante entre la media y la máxima, por lo cual se le impuso la sanción de 13 años un mes y 15 días de prisión, y multa de 85 mil 837 pesos.

Es así que se condenó a Jean Succar Kuri al pago de la reparación del daño moral ocasionado a las menores, por lo cual deberá pagar a cada una de las afectadas la cantidad de 350 mil pesos, puntualizó el CJF.

En entrevista con La Jornada, el abogado de las víctimas, Xavier Olea Peláez, dijo que la ampliación de la pena se debe a que existe la concurrencia de los delitos de corrupción de menores y pornografía infantil. Comentó que la sentencia tiene que ver con el abuso cometido contra siete menores de edad (entre ellos un varón), a los cuales Succar Kuri manipuló para llevarlos a su casa, les mostró material pornográfico, los hizo posar desnudos o con trajes de baño, y compartió las imágenes con otras personas.

El abogado Olea Peláez explicó que el delito de corrupción de menores se generó porque el inculpado abordaba a infantes y adolescentes en lugares públicos, los llevaba a su casa, en la zona hotelera de Cancún, y les ofrecía dinero y regalos.

El delito de pornografía infantil se configuró porque se probó que Succar Kuri, junto con su esposa Gloria Pita, tomaba fotografías y videos de los menores, y además les hacían ver otros videos de contenido sexual. El empresario de origen libanés también distribuyó correos electrónicos con esas imágenes.

Por la noche, en conferencia de prensa en Cancún, Xavier Olea dijo que la sentencia contra Succar Kuri es ejemplar, porque se le pone un alto a las personas que practican el delito de la pederastia.

No obstante, Olea denunció que la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo está demorando el proceso y pretende desvirtuar las pruebas que presenta la defensa de los menores.

Agregó que el juez tercero de lo penal, Víctor Manuel Echeverría Tun, quien lleva los procesos contra Succar por violación equiparada, cerrará la etapa de instrucción de esos litigios el próximo 9 de mayo.

El caso contra Succar Kuri se inició en 2004, cuando Edith Encalada (en ese tiempo menor de edad) denunció las vejaciones a las que había sido sometida por el libanés desde que era niña.

En 2005 la periodista Lydia Cacho publicó Los demonios del edén, un reportaje en el que puso al descubierto la protección que Jean Succar Kuri recibía de políticos y empresarios, entre ellos Kamel Nacif Borge, conocido en el sector empresarial como El rey de la mezclilla.

En ese libro la comunicadora documentó la existencia de una red internacional de pederastas y de pornografía infantil que era liderada por Succar desde Cancún.

La publicación del libro le valió a Lydia Cacho múltiples reconocimientos nacionales e internacionales, pero también una denuncia penal que se tramitó ante las autoridades del estado de Puebla, gobernado hasta hace dos meses por el priísta Mario Marín.

La grabación de una llamada telefónica privada entre el gobernador Marín y Kamel Nacif (divulgada por la periodista Blanche Petrich en 2006), reveló que entre el político y el empresario hubo colusión dolosa para afectar a Lydia Cacho como represalia por la publicación de su libro.

La comunicadora quintanarroense fue detenida por policías poblanos ese mismo año y después de permanecer varias horas en una cárcel municipal de Puebla recuperó su libertad, pero fue sometida a un largo proceso penal del que salió absuelta.

Tras causar una ola de indignación pública, el caso de la detención de Lydia Cacho llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que después de varios meses de analizar el asunto, y apenas con una mayoría de seis votos contra cinco, determinó (en noviembre de 2007) que no se violaron las garantías individuales de la periodista.

La de ayer fue la primera de varias sentencias condenatorias que se irán acumulando contra el pederasta Succar Kuri, advirtió el penalista Olea Peláez.

Explicó que no habrá pena corporal que resarza el grave daño que este sujeto causó a decenas de menores de edad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario