27/03/2011

Legisladores de PRI y PRD exigen cambiar nexos diplomáticos

Operaciones militares y de seguridad son ordenadas por EU: Muñoz Ledo
Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Domingo 27 de marzo de 2011, p. 6

Las operaciones militares y de seguridad pública que se aplican en México son ordenadas desde Estados Unidos y Wikileaks evidenció esa realidad, sostuvo Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

“Lo que dice Wikileaks es absolutamente la verdad. Lo que tratan de hacer los dos gobiernos es guardar las apariencias. (Felipe) Calderón pidió todo el apoyo de Estados Unidos para mantenerse en el poder, y ahora Washington estableció un arreglo con los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) para decidir quién será el próximo presidente de México.”

Muñoz Ledo endureció el tono y demandó hacer el expediente de todos los actos del gobierno de México por traición a la patria. El país ya es un protectorado estadunidense, porque ninguna acción se hace a menos que sea ordenada y consentida por Estados Unidos. Es traición a la patria. Calderón pactó con Washington a cambio de que lo apoyaran. ¡Es un golpe de Estado! Ya estamos condenados.

Por su parte, legisladores del PRI y del PRD consideraron que la política de subordinación que aplica el gobierno de Estados Unidos al de México debe contrarrestarse con la modificación de los vínculos diplomáticos.

Para Arturo Zamora (PRI), integrante de la Comisión de Seguridad Pública, la revelación de la CBS de que la operación Rápido y furioso fue aprobada por funcionarios de alto nivel del Departamento de Justicia de Estados Unidos implica la comisión de un delito grave que se debe investigar. El brazo de la justicia debe tener gran alcance, porque si las autoridades mexicanas no estaban enteradas se configura la negligencia y colusión con extranjeros, enfatizó.

México tiene firmados tratados para generar acciones de disminución del delito y colaboración en el combate a las organizaciones criminales. Ahora se tiene que valorar el rango de confianza que las autoridades estadunidenses tienen de las mexicanas y cuál es la reciprocidad.

–¿Subyace la desconfianza diplomática? –se le preguntó.

–Esto viene a generar dudas en las relaciones. El Poder Legislativo es el que autoriza la celebración de tratados y en ninguno se establece la introducción de armas de manera subrepticia. Es un asunto que debe generar que las autoridades de ambos países en esta materia puedan comunicarse para establecer estrategias adecuadas.

–¿Aún es válido pedir sólo rectificación o se debe demandar reciprocidad?

–Lo que ocurrió es la comisión de un delito que tiene que ser perseguido. Se tienen que señalar responsables y pedir en su momento la extradición de las personas que de manera dolosa introdujeron armas al país. Tenemos el legítimo derecho de aplicar el derecho internacional, no debe haber distingos. La Procuraduría General de la República debe avanzar muy pronto en sus investigaciones y presentar la responsabilidad para que se extradite a las personas que cometieron un agravio al país.

Para Uriel López (PRD), la supuesta participación del Departamento de Justicia de Estados Unidos en el operativo Rápido y furioso es un hecho lamentable que no contribuye a mejorar la relación bilateral y viene a abonar a un gran problema. “Después de la operación Irán-contras en Nicaragua todo puede pasar. La industria más jugosa en Estados Unidos es la de las armas, y ahí no cabe la duda moral a pesar de que se pase por encima de la vida de miles de mexicanos.”

–¿Percibe pobreza en la respuesta mexicana?

–Sí. Tiene que revisarse la relación bilateral y sus tratados, porque las cosas han cambiado. Tenemos problemas distintos.

A su vez, Esthela Damián (PRD), presidenta de la Comisión de Vigilancia, comentó que el tema es delicado, porque lastima la relación diplomática y urge una posición enérgica de las autoridades mexicanas.

Esto evidencia que no es suficiente resguardar la soberanía en los términos que sostiene el gobierno de México. Se deben restablecer los tratados. Hay que endurecer los acuerdos y aplicarles nuevas condiciones. No se trata de circunscribir la relación de los dos países al tema del narcotráfico. Tenemos que ser cuidadosos y garantizar que no vuelva a suceder.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks

No hay comentarios.:

Publicar un comentario