30/03/2011

Legisladores en San Lázaro la califican de "absurda y grotesca"

La propuesta de Duarte, tontería

Enrique Méndez y Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Miércoles 30 de marzo de 2011, p. 9

Diputados de PRI, PAN y PRD expresaron su repudio a la propuesta del gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte, de obligar a los jóvenes que no estudian ni trabajan a realizar un servicio militar obligatorio de tres años. ¡Es una verdadera tontería!, expresó el presidente de la mesa directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI).

Además, el ex ministro Juventino Castro y Castro (PRD), presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, afirmó que imponer a los jóvenes servir tres años en el Ejército sería un atentado en contra de ellos.

A quien le guste, que tome la opción militar y al que no, que la deseche. Pero no se puede forzar que tomen el servicio de las armas; no obligatoriamente, acotó.

Los legisladores resaltaron que la obligación constitucional del Estado mexicano es ofrecer alternativas de desarrollo, educación y empleo a la juventud, y anticiparon que cuando llegue a la cámara, la iniciativa será rechazada, porque no ofrece una opción, sino constituye un castigo a jóvenes que sólo son víctimas del fracaso de las políticas públicas.

El vicecoordinador del PAN, Alberto Pérez Cuevas, expresó que pertenecer al Ejército no debe ser una imposición y sostuvo que primero deben resolverse las causas por las cuales los jóvenes no estudian ni trabajan. Mandarlos al Ejército no es un beneficio, sino una sanción. La obligación es que sí tengan dónde estudiar y dónde trabajar, dijo.

Enrique Ibarra (PT), secretario de la Comisión de Defensa, afirmó que una reforma de ese carácter agregaría un eslabón más a la barbarie de la guerra de Felipe Calderón contra el crimen organizado. La iniciativa del señor Duarte es absurda, grotesca y demuestra cómo algunos gobernantes pierden el más básico sentido común y de sensatez.

Ramírez Marín insistió en que quienes se enlistan en el Ejército lo hacen por vocación. Si empezamos a ofrecer el ingreso a sus filas como alternativa de trabajo y no como oportunidad vocacional, cometeríamos un error muy grave: enviaríamos a la juventud a cumplir algo que no quiere, con lo que no está de acuerdo, que no es su aspiración de vida y llenaríamos al Ejército de inconformes que desertarían en la primera ocasión.

El legislador priísta evaluó que obligar a los jóvenes a enrolarse en las fuerzas armadas constituiría además un peligro para la seguridad nacional. Imagínense a soldados que no quieren serlo, que sólo están ahí para ocupar su tiempo. De ninguna manera puede usarse al Ejército como alternativa si no se estudia ni se trabaja’, reprochó el legislador.

También, el coordinador del PRD, Alejandro Encinas, definió como una ofensa a los jóvenes que se les ofrezca ser militares, porque no se les pudo dar un empleo o un lugar en las universidades. Es responsabilidad del Estado ofrecer estudio y trabajo a los mexicanos, y por ese incumplimiento del gobierno y de las empresas no se puede querer militarizar el desempleo y la deserción escolar, expuso.

Encinas Rodríguez consideró finalmente que la iniciativa del gobernador de Chihuahua, César Duarte, violaría los derechos humanos y constitucionales de los jóvenes.

Senadores rechazan militarizar ninis

Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Miércoles 30 de marzo de 2011, p. 9

Senadores de PRD y PAN rechazaron la iniciativa del gobernador de Chihuahua, César Duarte, de que haya servicio militar obligatorio durante tres años para los jóvenes, como forma de ofrecer oportunidades de empleo y capacitación a los llamados ninis.

El presidente del Senado, el priísta Manlio Fabio Beltrones, comentó que “habría que analizar la iniciativa, porque lo correcto es no dejar de atender ese fenómeno que de verdad existe y es preocupante: la llamada generación nini”.

El coordinador panista, José González Morfín, advirtió que los jóvenes lo que necesitan es que haya fuentes de trabajo, escuelas y canchas deportivas para desarrollarse intelectualmente y practicar actividades benéficas para su salud, no una militarización que ya en otros países ha sido nefasta”.

El perredista Carlos Navarrete rechazó la salida propuesta por Duarte y preguntó si se evaluó ya cuánto va a costar una medida de ese tipo. Consideró que se requieren miles de millones de pesos a fin de que las fuerzas armadas tengan instalaciones, maestros, uniformes y todo lo que significa atender a los jóvenes. Mejor trasladen esos recursos a la Secretaría de Educación Pública, sugirió el legislador del sol azteca.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario