04/04/2011

Exigen esclarecer las muertes de Juan Sicilia y seis personas más

Marchan miles en Cuernavaca; piden a funcionarios renunciar

Foto
Asistentes a la marcha efectuada en el primer cuadro de la capital morelenseFoto Rubicela Morelos Cruz

Rubicela Morelos Cruz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 4 de abril de 2011, p. 19

Cuernavaca, Mor., 3 de abril. Alrededor de mil personas marcharon por el primer cuadro de esta capital, y con veladoras colocadas en el zócalo formaron la palabra justicia. El acto realizado este domingo fue para reclamar a las procuradurías estatal y General de la República que esclarezcan los asesinatos del joven Juan Francisco Sicilia Ortega y de otras seis personas, cuyos cuerpos se hallaron en un automóvil en el fraccionamiento Las Brisas de Cuernavaca el pasado 28 de marzo.

Los inconformes exigieron, ante la falta de resultados, las renuncias del presidente Felipe Calderón, del gobernador Marco Antonio Adame, del procurador estatal, Pedro Luis Benítez, y del secretario de Seguridad Pública de Morelos, Gastón Menchaca.

El promotor cultural Rocato, uno de los impulsores de la movilización –misma que se inició con una oración ecuménica, en la cual participaron representantes de siete religiones diferentes–, convocó a la sociedad morelense y del país a acudir a la marcha a realizarse en Cuernavaca el próximo 6 de abril, en la cual se pedirá justicia en el caso de Juan Francisco Sicilia, que la violencia e inseguridad en México terminen, y que renuncien las autoridades que han demostrado que no cumplen su función.

Por la mañana, en el fraccionamiento Primavera de la colonia Delicias, donde habitaban Juan Francisco Sicilia y otros tres jóvenes asesinados, se realizó una misa y al final de la ceremonia, los asistentes al oficio religioso lanzaron globos blancos al aire, para exigir paz.


Se sumarán organizaciones a protestas

David Carrizales
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 4 de abril de 2011, p. 16

Monterrey NL, 3 de abril. Los asistentes al tercer Foro Nacional sobre Justicia, Sindicalismo, Defensa de la Tierra y Derechos Humanos acordaron movilizarse para frenar las reformas a la Ley Federal del Trabajo que presentaron los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional.

Al concluir el acto, en el que asistentes recelaron de la marcha convocada por los líderes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y otros demandaron incluir a las centrales obreras priístas en la movilización, finalmente se impuso el llamado a privilegiar la unidad de las fuerzas progresistas, democráticas y de izquierda para derrotar dichas propuestas.

Durante los trabajos, representantes indígenas de Oaxaca, campesinos del estado de México y sindicalistas de Nayarit, Distrito Federal y otras entidades acordaron mantener la más amplia solidaridad con los pueblos de San Juan Copala, que ha padecido el asesinato de 32 habitantes desde 2006, y del también oaxaqueño San Pedro de Yosotatu.

Otra acción será pugnar por que el ex gobernador Ulises Ruiz no quede impune de los delitos que se le atribuyen. Buscarán crear un movimiento nacional, que pase de la resistencia a la ofensiva para derrotar las políticas antipopulares del calderonismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario