01/04/2011

Funcionarios, blanco de presiones y denuestos: María del Carmen Alanís

La magistrada pide derribar prejuicios hacia el género femenino


Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Viernes 1º de abril de 2011, p. 16

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), María del Carmen Alanís, aseveró que quienes ejercen responsabilidades públicas son blanco de presiones, denostaciones e injerencias.

No podemos ser ingenuos. Estar en las esferas de toma de decisión implica, en ocasiones, que haya quienes quieran denostarnos para presionarnos a tomar alguna decisión o simplemente para disminuir nuestro potencial, expresó durante el congreso internacional Participación Política y Liderazgo Femenino.

Tras su discurso, la magistrada evadió a los reporteros, quienes pretendían obtener su declaración acerca de la estrategia utilizada por algunos gobernadores de difundir mensajes en todo el país, no sólo en su entidad, lo cual ha generado señalamientos de que trasgrede así la norma electoral. Uno de ellos, el del estado de México, Enrique Peña Nieto, fue denunciado por este motivo y el caso se encuentra en análisis en el TEPJF.

La magistrada, ponente del caso, ha recibido críticas del PAN y el PRD por actuar con parcialidad, debido a que trascendió que un grupo de priístas acudió a cenar su casa supuestamente para tratar asuntos relacionados con dicho expediente.

Durante el foro, organizado por instancias locales y federales, los participantes señalaron que si bien hay avances en la participación de la mujer, en particular en tareas legislativas y judiciales, aún hay un rezago en los espacios de gobierno y de toma de decisiones.

Por ejemplo, precisó Alanís en conferencia magistral, en México las mujeres obtuvieron en 2009 5 por ciento más escaños que en la legislatura anterior. En el Senado ocupan 23 curules, equivalentes a 18 por ciento, mientras en la Cámara de Diputados son 138 espacios, correspondientes a 27.6 por ciento.

Sin embargo, la igualdad que marca la ley no ha sido suficiente para que las mujeres sean postuladas a cargos de elección popular ni se reportan avances en las candidaturas, especialmente en ciudades afectadas por la violencia. Chihuahua está por debajo incluso de la cuota de género para diputadas, sostuvo.

A nivel general, hay 23.5 por ciento de espacios en congresos locales ocupadas por mujeres y 5.5 por ciento en las presidencias municipales, apuntó.

Antes, en su mensaje frente a los participantes del congreso, pronunciado en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, la magistrada señaló que están dadas las condiciones para erradicar asimetrías e injusticias de género.

“Nuestra responsabilidad –añadió– es derribar prejuicios y detener precisamente la reproducción de la desigualdad.”

Fue entonces cuando se refirió a la posibilidad de que las mujeres en cargos públicos sean presionadas.

Aseveró que esa situación no puede ser pretexto para actuar con titubeos, porque quienes tenemos responsabilidades públicas debemos ejercerlas sin presiones, sin injerencias externas.

Añadió que la mejor vía para enfrentar estas presiones coyunturales es conducirse con base en la ley.

Destacó que las mujeres que ocupan espacios públicos de visibilidad tienen un papel fundamental para erradicar la falsa percepción de que no sabemos cómo hacerlo, por lo que tenemos que ser capaces de dar una gestión ejemplar y conducirnos con estricto apego a derecho. No somos fácilmente vulnerables; de ahí que la responsabilidad es derribar prejuicios hacia el género femenino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario