24/12/2011

En 21 meses, 74 mil denuncias ante el Ejército

El nivel de confianza ciudadana se catapultó con el esquema Nosotros sí Vamos; así, en ciudades como Monterrey y Lázaro Cárdenas comenzó a haber reportes anónimos de actos ilícitos cuando antes no se hacían.

México • El nivel de confianza ciudadana en el Ejército aumentó en los 21 meses recientes, gracias al esquema Nosotros sí Vamos, impulsado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

A partir de que el Ejército prometió atender cada una de las denuncias contra el crimen organizado, para lo cual ofreció confidencialidad y la facilidad de hacerlo por internet, ha recibido 122 mil 125 reportes en todo el país.

De esos, en el periodo comprendido de 2006 al primer trimestre de 2010, la Sedena tenía registradas más de 47 mil 703 denuncias anónimas.

Sin embargo, de marzo de ese año hasta el 1 de diciembre pasado, es decir, en 21 meses la cifra fue de 74 mil 422, es decir, un aumento de 56 por ciento.

Mandos militares dijeron a MILENIO que las denuncias más recurrentes son por la presencia de hombres armados, tráfico de drogas y la instalación de casas de seguridad. “Se logró permear en la confianza de la población hacia las fuerzas armadas a nivel nacional”, dijeron.

El reporte puntualiza que en medio del recrudecimiento de la violencia en entidades como Nuevo León, Tamaulipas y Michoacán, la población optó por delatar de manera anónima a los delincuentes.

Precisamente el municipio neoleonés de Escobedo es donde más denuncias se han hecho, mientras Monterrey revirtió el registro de cero denuncias que tenía en 2010, al igual que el puerto michoacano de Lázaro Cárdenas, considerado uno de los principales centros de operación de La Familia.

Mientras, Ciudad Juárez, una de las urbes más peligrosas y en la que existe una disputa entre los cárteles de Juárez y de Sinaloa, apenas registra 23 quejas interpuestas ante militares, sólo tres más de las que había el año pasado.

El documento de la Sedena señala que la tendencia de las denuncias anónimas, que asume como una herramienta de gran utilidad, mantiene un “vertiginoso” ascenso durante la presente administración en las 12 regiones castrenses en las que está divido el territorio nacional.

De acuerdo con el informe de la Defensa Nacional, el mayor número de reportes ciudadanos corresponde a Tamaulipas con 17 mil 947, entidad en la que el cártel del Golfo y Los Zetas disputan el control del tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

De ese total, 14 mil 134 quejas se presentaron en Reynosa, 2 mil 433 en Matamoros y mil 380 en Nuevo Laredo, municipios que integran la denominada Frontera Chica, que es una de las rutas clave para el trasiego de droga y donde se libra una guerra entre los antiguos aliados.

En Nuevo León, donde también operan ambas organizaciones criminales, la cifra llegó a 17 mil 870 denuncias, aunque Escobedo concentra 16 mil 778.

El cuartel general de la Cuarta Región Militar, con sede en Monterrey, ciudad que este año vivió uno de los mayores episodios de violencia contra la población civil con el incendio del casino Royale que dejó 52 muertos, tiene mil 92 denuncias.

Autoridades de la Sedena comentaron que se trata de un caso emblemático en que los repor-
tes eran nulos, pues hasta el 1 de marzo de 2010 “había cero denuncias” en ese cuartel.

Una situación similar ocurrió en Lázaro Cárdenas, Michoacán, donde tampoco había ninguna denuncia y ahora hay 39 en la guarnición militar instalada en ese puerto.

La capital Morelia, a través de su cuartel general de la 21 Zona Militar, ha recabado 5 mil 48 reportes de actividades ilícitas en esta región donde operaba La Familia, cuya escisión actualmente se hace llamar Los Caballeros Templarios, luego de la caída y muerte de algunos de los líderes de la organización criminal.

El cuartel de Guadalupe, Zacatecas, tiene 7 mil 125 denuncias, mientras que el de San Luis Potosí 2 mil 882. Minatitlán, en Veracruz, que se caracterizó este año por la aparición de decenas de ejecutados por parte de los denominados Matazetas,recabó 2 mil 579 delaciones y El Lencero mil 361.

El impulso

Aunque se trata de un esquema impulsado por la Sedena en las 12 regiones militares al inicio del sexenio, el general de división Sergio Aponte Polito catapultó en 2008 la difusión del sistema de denuncia anónima con una frase: “Tenga usted la seguridad de que nosotros… sí vamos”.

Al 1 de diciembre de 2011, la dependencia recabó un total de 122 mil 125 reportes sobre actividades ilícitas, de las que 96 mil 705 se presentaron mediante correos electrónicos y números telefónicos de los cuarteles y guarniciones.

Mientras 25 mil 420 se recibieron en el sistema Línea de Denuncia Ciudadana que incluye el número telefónico gratuito desde cualquier parte del territorio nacional 018008324771 y el correo denuncia.sdn@mail.sedena.gob.mx.

Según datos de la Sedena, al 1 de marzo de 2010 se registraron 47 mil 703 denuncias a nivel nacional y para el 1 de marzo de 2011 el número llegó a 86 mil 796 previos.

El 10 de marzo de 2009, el Ejército abrió por primera vez la línea telefónica con cobertura nacional para que de manera anónima y gratuita la ciudadanía denuncie hechos o personas relacionadas con el narcotráfico y la delincuencia.

“La indolencia, la complicidad o en el mejor de los casos la insensibilidad, obstruyen y limitan la justicia”, sostuvo entonces el instituto armado. Para los militares “la denuncia ciudadana es el instrumento auténtico y legal que eleva considerablemente los resultados positivos en esta lucha que afecta a la juventud y al pueblo de México”.

Incautan 229 toneladas de químicos

••• El gobierno federal ha decomisado durante 2011 más de mil toneladas de precursores químicos que ingresaron por las aduanas del país y presuntamente estaban destinadas a los cárteles para la elaboración de drogas sintéticas.

De acuerdo con un diagnóstico de la Secretaría de Seguridad Pública federal, el tráfico de este tipo de drogas ha cobrado un auge que representa un mercado potencial de 53 millones de consumidores en el mundo, sólo detrás del de marihuana.

Los narcotraficantes se han inclinado a la producción de estos narcóticos debido a que las rutas para su trasiego son más cortas y la materia prima necesaria para su producción es en muchos casos legal y de fácil acceso.

La Marina Armada de México informó ayer que fueron aseguradas más de 229 toneladas de monometilamina en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán. El origen de los contenedores es del Puerto de Shangai, China y tenían como destino final el Puerto Quetzal, Guatemala. La sustancia química asegurada fue puesta a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación. (México. Ignacio Alzaga)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario