09/12/2010

AN pretende infiltrar en la CNDH a ultraderechistas: senadores

En comisiones, panistas imponen a dos integrantes del consejo consultivo del ombudsman

Legisladores de tres partidos se oponen al nombramiento de José Antonio Ortega Sánchez



Víctor Ballinas y Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Jueves 9 de diciembre de 2010, p. 9

La fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado impuso su mayoría para que en comisiones se eligiera a José Antonio Ortega Sánchez y Marcia Itzel Checa Gutiérrez como integrantes del consejo consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El pleno senatorial deberá ratificar o impugnar hoy esa designación, votada ayer en la Comisión de Derechos Humanos del órgano legislativo, y dado que se requiere de mayoría calificada –dos terceras partes de los presentes–, es probable que sea rechazada, sobre todo porque las bancadas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) cuestionan a Ortega Sánchez, a quien se vincula con grupos de ultraderecha como El Yunque y Provida.

Historial incompleto

En el currículum que entregó al Senado, Ortega Sánchez manifiesta que su ocupación actual es de litigante en asuntos penales y que de 1998 a 2000 fue representante del cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, en el grupo que constituyó la Procuraduría General de la República (PGR) para investigar el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo (cometido en mayo de 1993).

Reconoce que formó parte agrupaciones patronales, como la Coparmex, y de organizaciones no gubernamentales vinculadas con la derecha.

No alude, sin embargo, a su trabajo en el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC, cuyo lema es mejor sociedad, mejor gobierno, por medio del cual presentó en 2008 denuncia ante la PGR contra la senadora Rosario Ibarra de Piedra, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del órgano legislativo, por su probable participación en delitos relativos al terrorismo y de militar en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una ampliación de esa denuncia presentada en mayo de 2008 –contra Lucía Morett, mexicana que sobrevivió al bombardeo contra un campamento de las FARC–, pidió también a la PGR que se investigara por el mismo delito a Édgar Sánchez, actual secretario técnico de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, así como a los perredistas Cuauhtémoc Sandoval y Mario Saucedo, y al priísta Gustavo Carvajal, a los que acusó de estar relacionados con los integrantes de la célula Ricardo Flores Magón del grupo armado colombiano.

Durante la reunión de ayer de la Comisión de Derechos Humanos, que presidió Rosario Ibarra, los cuatro senadores del PAN integrantes de ese organismo –Fernando Elizondo, Teresa Ortuño, Adriana González y Sergio Alvarez Mata– votaron por Ortega Sánchez, así como por la investigadora Checa Gutiérrez.

Esta última obtuvo en total cinco votos, ya que se sumó también el de la senadora Ibarra.

Los priístas Renán Cleominio Zoreda, Alejandro Moreno Cárdenas y Gerardo Montenegro sufragaron en favor de Marcos Fastlitcht, suegro del dueño de Televisa. El único perredista integrante del organismo, José Luis García Zalvidea, dejó por escrito su voto, ya que está fuera del país, pero los legisladores del PRI se negaron a que se contabilizara.

El otro miembro de la comisión, el senador de Convergencia Francisco Xavier Berganza, no se presentó.

Los priístas estaban muy molestos con el resultado de la elección y todo indica que votarán en contra ante el pleno.

En entrevista, el coordinador del PT, Ricardo Monreal y el perredista Carlos Sotelo, advirtieron que el PAN quiere copar la CNDH y la Suprema Corte de Justicia de la Nación con sus cuadros de ultraderecha.

Advirtieron que no puede pasar el nombramiento de Ortega Sánchez, quien es un luchador, pero contra los derechos humanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario