04/03/2011

Personas del centro, amenazadas en presencia de policías

Recibe resguardo insuficiente albergue en Saltillo: Amnistía Internacional
Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 4 de marzo de 2011, p. 25

Saltillo, Coah., 3 de marzo. Amnistía Internacional (AI) advirtió que los migrantes y el personal del refugio Belén, Posada del Migrante, ubicado en esta ciudad, corren peligro porque la policía no los protege adecuadamente, a pesar de existir una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un comunicado difundido por la diócesis de Saltillo, la cual tiene bajo su resguardo el albergue, el organismo denunció que el pasado 25 de febrero una de los personas refugiadas fue amagada por desconocidos en presencia de elementos policiacos.

Una mujer no identificada se acercó a uno de los migrantes encargados de vigilar la entrada a Belén, Posada del Migrante. Cuando el migrante le impidió el paso, la mujer se retiró a un automóvil en el que la aguardaban otras cinco personas. Los ocupantes del auto empezaron a amenazarlo diciéndole que irían a por él y que, si querían, lo retirarían del refugio, señala el escrito.

AI recordó que por recomendación de la CIDH un auto patrulla de la policía permanece estacionado ante el refugio en todo momento, pero el agente que se encontraba de servicio presenció las amenazas contra el migrante, pero no intervino para protegerlo.

Aseguró que el policía lo único que hizo fue decirle que cerrara la puerta de entrada porque esas personas tenían un aspecto sospechoso, y advirtió a los refugiados no hacerla de pedo ni quejarse.

AI siente honda preocupación porque las medidas de protección dictadas por la CIDH y por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos no se han puesto plenamente en práctica y las personas del albergue permanecen en peligro. Las amenazas y los ataques contra los migrantes y contra el personal del albergue pueden intensificarse aún más, anotó.

Pidió a las autoridades municipales, estatales y federales garantizar la seguridad del personal de Belén para que pueda seguir con su trabajo de defensa de los derechos de los migrantes en Saltillo, y demandó que investiguen los abusos contra migrantes y trabajadores de los albergues.

El centro de atención a migrantes es operado por la diócesis de Saltillo para proveer de comida y refugio a cientos de indocumentados centroamericanos que arriban a la ciudad en su trayecto a Estados Unidos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario