22/07/2011

Debió estar lista en septiembre de 2010; se entregará 15 meses después



Sólo 35% del material de Estela de Luz será nacional, reconoce III Servicios
Karina Avilés
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2011, p. 16

El monumento para conmemorar el bicentenario de la Independencia de México, Estela de Luz, se entregará el próximo 31 de diciembre, 15 meses después de la fecha señalada inicialmente y sólo tendrá 35 por ciento de material hecho en nuestro país.

Sin embargo, hoy el proyecto tiene un avance de 53.08 por ciento, apenas 3 por ciento más que hace poco más de un mes. Además, el costo final será de mil 36 millones 460 mil pesos, con IVA incluido, más del doble de los 400 millones de pesos proyectados al principio de la obra, admitió el director de la constructora III Servicios, Ignacio López.

En una extensa rueda de prensa, eximió de toda responsabilidad a la contratista Gutsa, al asegurar que no estaba inhabilitada al momento de la licitación y, en cambio, acusó al arquitecto y uno de los creadores de la Estela, César Pérez Becerril, de haber entregado un proyecto ejecutivo inviable, inmaduro e incompleto para su construcción.

Lo anterior, insistió, condujo a que se realizaran hasta el momento 419 variaciones del monumento de 104 metros que se levantará en Paseo de la Reforma, lo que implicó su encarecimiento y el retraso en la fecha de entrega, prevista para el 15 de septiembre de 2010. Pero las modificaciones de la obra, reiteró, no se derivan de ningún incumplimiento de la empresa Gutsa.

Yo creo que hay una responsabilidad compartida entre los actores que participaron desde el inicio hasta la fecha. Hay que ver quién era el responsable de qué y en qué momento. Yo no voy a hacer ninguna acusación contra nadie hasta que no tenga ningún elemento. Así, aunque inculpó al arquitecto Pérez Becerril, evadió señalar a las autoridades responsables de haber aceptado, como él dijo, un proyecto no apto para ser construido.

El abogado afirmó que no existe en México gran parte de los materiales, por lo que se adquirieron en el extranjero: “Las columnas no se pueden producir en México, no existe este acero especializado en el país… Las minas de cuarzo con esos tamaños y especificaciones tampoco se hacen” en nuestro territorio.

Así, los cuarzos se trajeron de Brasil; el sistema de péndulos mecánicos que contrarresta el efecto del movimiento será producido por la empresa Gerb de Alemania; el sistema de iluminación correrá a cargo de la compañía Osram, filial de la alemana Siemens; la maquinaria para hacer el doblado de las placas sólo se encontró en Italia. Incluso, los estudios que arrojaron cambios estructurales importantes fueron elaborados en Canadá. El resultado: entre 63 y 65 por ciento de los materiales contenidos en el monumento para festejar la emancipación de México son extranjeros.

Hasta el momento, dijo, se han erogado 480 millones de pesos. Y el costo de la obra será de 893 millones de pesos más IVA y ni un peso más.

Así, dijo, “que la gente no se pregunte dónde está el dinero… Que todo el mundo tenga la claridad de que sí hay obra, de que no hay un hoyo”, apuntó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario