27/07/2011

No estamos en los años 70, sostiene el subsecretario Fernández



Niega Gobernación que el país necesite comisión de la verdad

Propone revisar los sistemas de investigación y rendición de cuentas

Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Miércoles 27 de julio de 2011, p. 7

Ante las miles de muertes vinculadas a la lucha contra la delincuencia organizada el país no requiere de una comisión de la verdad, sino de una revisión de los sistemas de investigación y de rendición de cuentas que posee el Estado mexicano, advirtió Rubén Fernández, subsecretario de Enlace Legislativo de la Secretaría de Gobernación.

“En principio, no estamos de acuerdo con que ése sea el camino (…) No estamos en los sesenta. Estas comisiones de la verdad las vemos más para atender asuntos viejos, de aquellos tiempos: Chile, Argentina, España, las dictaduras y demás. Lo que tenemos en México es muy distinto”, aseveró.

Con esas palabras dio respuesta a uno de los planteamientos que presentó la semana pasada el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por Javier Sicilia, con quien el gobierno federal inicia este jueves diálogos temáticos de los que se pretende surjan iniciativas de ley.

Estoy de acuerdo en que varias de nuestras instituciones tienen puntos débiles, pero de eso a pensar que, como en los años sesenta o setenta, no tenemos instituciones que procuren la verdad y que necesitamos una comisión porque no funciona lo que tenemos, hay una gran distancia, sostuvo en entrevista con La Jornada.

Fernández es el coordinador de la mesa sobre atención a víctimas, para lo cual el gobierno asegura que llega al diálogo sin proyectos predeterminados. Nos sentaremos con la hoja en blanco”, dijo, aunque adelantó que considera impulsar la construcción de un memorial para los afectados.

Al preguntarle sobre las expectativas del Ejecutivo ante la nueva ronda de diálogo, el funcionario se mostró optimista: Vamos a dialogar, a comprender, éste es un asunto bilateral.

Expresó su confianza en avanzar, a pesar de que existen aspectos discrepantes, como la insistencia de Javier Sicilia de que el presidente Calderón pida perdón por los saldos de su estrategia contra el crimen.

El perdón del Estado no es el perdón del Presidente de la República, consideró el subsecretario, y reconoció la gestión de Sicilia: No vemos en él otra cosa que no sea defensa de las víctimas.

Dijo que en el fondo Sicilia y el jefe del Ejecutivo federal tienen la misma visión acerca de la necesidad de dar visibilidad a las víctimas, por lo que hace falta definir el modelo y ver qué tuercas tenemos qué apretar para que funcionen las instituciones.

Indicó que si bien puede existir, por ejemplo, una fiscalía especial, es imprescindible tener mucho cuidado para que “no nos pase dentro de 10 años lo que está ocurriendo ahora: que pidamos una comisión de la verdad porque la fiscalía que inventamos no funcionó. Tenemos que ser muy creativos e innovadores, porque si nos ajustamos a los ‘modelitos’ de siempre no vamos a llegar a ningún lado”.

El asunto de la comisión de la verdad, agregó, es una discusión que tenemos que realizar porque eso supondría que en México no tenemos instituciones que trabajen en torno a la verdad o que no nos sirven de nada la Comisión Nacional de los Derechos Humanos o la Procuraduría General de la República.

–Los integrantes del Movimiento por la Paz afirman que la estrategia que se aplica fracasó, porque derivó en una guerra en la que ha habido miles de muertos y puntualizan que las instituciones han sido omisas o se han coludido con el crimen.

–El tema es: sí hay elementos para buscar la verdad, pero no estamos en los sesenta. Tenemos organismos internacionales en México; observadores de derechos humanos de chile, dulce y manteca; comisiones de derechos humanos a escala nacional y estatal, y organismos sociales, como el movimiento, con enorme activismo que se meten hasta en la cocina, en el buen sentido de la palabra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario