21/07/2011

Rechazan priístas por mayoría la integración de una subcomisión redactora



Se oponen diputados a elaborar nuevo dictamen de ley de seguridad nacional

La posición de los legisladores abre la posibilidad de dar más facultades a fuerzas armadas

Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Jueves 21 de julio de 2011, p. 18

Por mayoría, los diputados del PRI que integran la Comisión de Gobernación en San Lázaro rechazaron la integración de la subcomisión redactora de un nuevo dictamen de ley de seguridad nacional, y a su vez propiciaron que ese órgano legislativo asumiera como documento de trabajo la minuta enviada por la Cámara de Senadores, con la intención de sumarle la propuesta del denominado grupo plural (conformado por priístas), y así presentar en las próximas semanas un texto final ante el pleno camaral.

Con esa definición de los priístas, que hicieron prevalecer su presencia en la reunión, se abre la posibilidad de otorgar facultades extraordinarias a las fuerzas armadas y a la Policía Federal en el combate al crimen organizado.

La asistencia de los diputados del PRI a la reunión convocada por el presidente de la Comisión de Gobernación, Javier Corral Jurado, fue puntual y ordenada. Se presentaron, entre otros, José Ramón Martell, Claudia Ruiz Massieu, Luis Carlos Campos, Arturo Zamora y hasta Beatriz Paredes, quien se excusó minutos más tarde porque debía cumplir otro compromiso. La presión de los representantes de ese partido se hizo manifiesta cuando Javier Corral –quien habitualmente es puntual en sus compromisos en la comisión– tuvo un retraso de 35 minutos, y los representantes del Revolucionario Institucional amenazaron con retirarse del viejo salón de protocolo.

Corral llegó cuando los priístas ya se habían levantado de los lugares que ocupaban, y de inmediato comenzó los trabajos. El panista concedió la voz a Luis Carlos Campos (PRI), quien propuso no instalar la subcomisión redactora que habría de tomar en cuenta todas las propuestas de las organizaciones de derechos humanos y de especialistas en la materia para conformar el proyecto de dictamen. Integrar esta subcomisión retrasaría los trabajos, y nosotros estimamos que sea el pleno de la comisión el que estudie y analice el material de trabajo, argumentó lacónico el legislador.

Enseguida, Jaime Cárdenas (PT) preguntó a Corral por qué hasta la fecha no se había recibido una opinión del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, en torno al tema de seguridad nacional, y propuso que la Cámara de Diputados estableciera los mecanismos para dar seguimiento a las propuestas, posturas y opiniones de la sociedad civil sobre tan delicado tema.

La maquinaria priísta funcionó perfecta y Arturo Zamora (PRI) respaldó la propuesta de su correligionario Luis Carlos Campos, al proponer que el documento de trabajo que sirviera de base para elaborar un dictamen fuera la minuta del Senado.

Frente a ese escenario de desventaja de PAN, PRD y PT, Javier Corral tomó la votación sobre la conveniencia de formar la subcomisión redactora. Los priístas se impusieron con 12 votos a ocho.

Corral agradeció con ironía la definición del PRI, que se traducía en retomar la minuta a la Cámara de Senadores y sumarle los argumentos que elaboró el denominado grupo plural, formado por Alfonso Navarrete Prida, Claudia Ruiz Massieu, Rogelio Cerda y Arturo Zamora, todos del PRI. Dicho texto fue rechazado hace más de dos meses por el resto de las fuerzas políticas y por casi 100 organizaciones de derechos humanos, por considerar que criminaliza las garantías individuales y otorga facultades extraordinarias para actuar a las fuerzas armadas y a la Policía Federal.

Al configurarse la imposición del PRI, que argumentaba interés por ganar tiempo y producir el dictamen de ley de seguridad nacional, se acordó convocar a la mesa directiva de la comisión para el martes próximo, con la finalidad de definir el método de discusión directa sobre la minuta.

Al concluir la reunión, Javier Corral asumió que el proyecto de dictamen que puso sobre la mesa corresponde a la minuta de los senadores, con quienes ha conversado y han establecido puntos de coincidencia sustantiva con miras a trabajar un documento final.

El legislador insistió en que la comisión adicionará y modificará la minuta con el enorme cúmulo de propuestas que se han presentado durante las últimas semanas por parte de ONG y especialistas. También rechazó, determinante, que en el llamado grupo plural confluyeran todas las voces. Son afirmaciones falsas y dolosas, y el documento que se presentó no tiene forma de dictamen, repuso.

Incluso recordó que la Comisión de Gobernación fue citada ayer para integrar una subcomisión redactora por instancias del mismo PRI, que había solicitado por escrito desde el 5 de julio que sus representantes, Claudia Ruiz Massieu, Luis Carlos Campos, Andrés Massieu y Arturo Zamora fueran incluidos en la citada subcomisión.

De tal forma, el dictamen de Ley de Seguridad Nacional será producido con los argumentos incluidos en la minuta del Senado, y se desconoce si la mayoría priísta aceptará incluir las propuestas de observaciones de la sociedad civil o si impulsará el contenido del documento elaborado por el denominado grupo plural.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario