19/07/2011

Insta a esclarecer "los casos de hostigamiento" contra activistas del refugio Posada Belén



AI exige al gobierno de Coahuila proteger a defensores de migrantes centroamericanos

Impunes, 160 casos de desaparición forzada en 5 años; sólo hay resultados en 24 expedientes

Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 19 de julio de 2011, p. 19

Saltillo, Coah., 18 de julio. La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) exigió al gobierno de Coahuila garantías de protección para defensores de migrantes centroamericanos, además de resultados en las investigaciones sobre la desaparición de 160 personas en los cinco años recientes.

Rupert Knox, investigador del Programa Regional para América de AI, demandó a las autoridades estatales esclarecer los casos de hostigamiento en contra de activistas del refugio de migrantes Posada Belén, ubicada en esta capital, que en las semanas pasadas han sido amagados por pistoleros.

Dijo que la mejor forma de responder a la exigencia es encontrar a los responsables y castigarlos, con la finalidad de establecer condiciones seguras para el trabajo de quienes defienden los derechos de migrantes.

En conferencia de prensa luego de reunirse con el secretario de Gobierno estatal, David Aguillón Rosales, aseguró que familiares de desaparecidos son víctimas de la terrible impunidad que genera el estancamiento de las indagatorias.

Señaló que de 184 expedientes integrados ante la Fiscalía General del Estado por desapariciones forzadas, sólo hay resultados en 24, y siguen impunes 160, entre ellos los casos de dos centroamericanos que desaparecieron en Saltillo. A todas estas familias el estado las ha dejado sin acceso a la justicia, y con una impunidad escalofriante, señaló.

Garantías para el obispo Vera

También instó a representantes del gobierno estatal a entrevistarse con el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, y que le ofrezcan garantías de seguridad para que cese el hostigamiento del cual ha sido víctima, al ser colocadas mantas con frases en su contra sobre la fachada de la catedral de Santiago, en la capital de Coahuila.

Don Raúl tiene que decidir qué actividades quiere solicitar; entendemos que por el momento no va a presentar denuncia y respetamos esa decisión, pero desde nuestra esfera es evidente que el papel de don Raúl es fundamental en crear un espacio de protección a los derechos humanos y cualquier cosa que impacte eso tiene una consecuencia negativa, señaló.

Sin embargo, descartó la posibilidad de que AI solicite formalmente a las autoridades de Coahuila y del país medidas urgentes de protección en favor del prelado, pues este planteamiento es siempre en base de lo que quiere la persona afectada, y si don Raúl no lo quiere, no vamos a solicitarlo.

Lo que sí, añadió, instamos a las autoridades a ponerse de acuerdo con la persona afectada, para que diseñen y apliquen las medidas adecuadas basadas en las necesidades determinadas por la persona afectada.

El viernes, la diócesis de Saltillo denunció que un día antes aparecieron mantas colgadas de la fachada de la catedral con las frases queremos un obispo católico y queremos que el obispo sólo hable de religión. Al respecto, Vera López dijo a la prensa local que no solicitará servicio de escoltas, ni denunciará los hechos penalmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario