23/07/2011

La paraestatal aprovecha para confrontar a las familias indígenas del poblado, acusan

Denuncian hostigamiento y cortes de servicio de la CFE en Acteal, Chiapas

Sobrevivientes de la masacre de diciembre de 1997 anuncian protestas en la conmemoración

Foto
En imagen de archivo, el entonces obispo de San Cristóbal de la Casas, Samuel Ruiz, oficia una misa frente a los ataúdes de 45 indígenas masacrados por paramilitares en ActealFoto Carlos Cisneros

Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Sábado 23 de julio de 2011, p. 17

Acteal, Chis., 22 de julio. Al conmemorar un mes más de la masacre ocurrida aquí, pronto serán catorce años, la organización de la sociedad civil Las Abejas denunció que han ocurrido al menos tres atentados recientes contra el vehículo del párroco de Chenalhó, Marcelo Pérez Pérez, los cuales pudieron costarle la vida. Es evidente la intención de dañar al padre Marcelo, expresaron los tzotziles sobrevivientes de Acteal, durante una ceremonia religiosa oficiada por el propio sacerdote, quien por cierto es también tzotzil y comprometido con la verdad y la justicia.

En el acto para recordar a los 45 caídos el 22 de diciembre de 1997, Las Abejas, adherentes de La otra campaña, insistieron en señalar el hostigamiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Nuevo Yibeljoj. La paraestatal cortó la luz a 10 familias de la organización en resistencia. Lo doloroso del hecho es que la CFE aprovechó para confrontar a las familias indígenas del poblado.

Todos son hermanos con los que sufrimos juntos el desplazamiento de 1997, y con los que compartimos muchos años de lucha. Lamentan que los miembros de la organización hoy llamada Las Abejas AC, que dejaron a Las Abejas y la resistencia para negociar con el gobierno estatal, se hayan prestado para atacarnos.

El papel de la CFE es nítido: “De por sí es lo que hace el gobierno y lo hizo con el desplazamiento y la masacre de Acteal, mandar a los mismos indígenas para que ataquen a sus hermanos. Repetimos que lo del pago de la luz es sólo un pretexto para atacarnos y crear conflictos ‘intracomunitarios’, pues varios de los miembros del grupo que se hace llamar ‘Las Abejas AC’, de Nuevo Yibeljoj, también no pagan, porque viven al día como nosotros, y a ellos no les cortaron la luz”.

Días después, la noche del 13 del presente, un miembro de Las Abejas oficialistas llegó a la casa de José Alfredo Jiménez Pérez (dirigente de Las Abejas originarias) insultándolo, amenazándolo y burlándose de la resistencia pacífica. Este clima de tensión es nuevo. Como expresó un joven que condujo el acto de denuncia previo a la misa católica, el gobierno busca resurgir la situación del 97 y engañar para acabar con el pueblo.

Los indígenas reiteraron que su resistencia es pacífica, y que sus compañeros de Nuevo Yibeljoj participaron en la instalación del servicio eléctrico en el poblado adonde retornaron después de su éxodo. Esperamos que los ex compañeros nos respeten y no se dejen manipular por la CFE y el gobierno, ya que hemos escuchado rumores amenazantes de que definitivamente no les permitirán reconectar a nuestros compañeros.

Durante la ceremonia en la que participaron un centenar de indígenas, con la presencia de observadores solidarios de México, Estados Unidos, Estado español, Italia y Suecia (y que fue seguida por dos nada disimulados orejas de gorra beisbolera y vehículo de apariencia oficial), Las Abejas sostuvieron: Aunque el gobierno quiere ver humillada nuestra lucha y resistencia, y aunque el gobierno con su maldad, a través de programas asistencialistas, busca romper el tejido social de nuestras comunidades, no dejaremos que eso ocurra, porque nuestra lucha está conectada con el cielo y la tierra, está hermanada con la sabiduría de la naturaleza.

Recordaron que el próximo 12 de agosto se cumplirán dos años de que la Suprema Corte de Injusticia de la Nación, ordenó la excarcelación de los paramilitares que asesinaron a nuestros hermanos y hermanas de Acteal. Con tal motivo, anunciaron un acto de protesta ese día para denunciar esta grave impunidad y violación a nuestros derechos de conocer la verdad como sobrevivientes y familiares de los masacrados.

Durante una ceremonia sin prisas, en un estar en ella durante varias horas al modo comunitario indígena, en la cual cantó además el Coro de Acteal con verdadera vocación pajarera, Las Abejas se dieron tiempo para asentar: Mientras el gobierno de Juan Sabines Guerrero se gasta millones de dinero del pueblo en alabarse a sí mismo por sus grandes obras, como las ciudades rurales, la realidad de las comunidades de Chiapas es bastante diferente de lo que nos quieren hacer creer con sus medios de comunicación completamente controlados.

Se refirieron a las agresiones recientes contra comunidades zapatistas de los caracoles de Oventic, La Garrucha y Morelia, pero no sólo contra ellas, que han sido críticas del gobierno desde hace mucho, apuntaron. Están también los habitantes de la ciudad rural Nuevo Juan de Grijalva, quienes por su tradición política y religiosa eran más bien poco críticos del gobierno, y que se han visto en la necesidad de protestar por las numerosas fallas y fraudes que hay en su ciudad rural, y por razón de ello fueron a parar a la cárcel.

Destacan que detrás de lo que han sufrido nuestros hermanos de Nuevo Juan de Grijalva nuevamente está la CFE, que se confirma como brazo del gobierno para sus planes de contrainsurgencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario