21/07/2011

OHL, corporativo en jauja; en 2011 sólo ha pagado 7% de $327.7 millones de impuestos

Historia de inmoralidad

Aprovecha las ventajas de la legislación fiscal por medio de juicios en tribunales

Desde 2003 ha incursionado en el mercado de infraestructura de transport

Foto
Carlos Ruiz Sacristán y Jesús Reyes Heroles, directivos también de la empresa constructora OHL MéxicoFoto Archivo de La Jornada y Marco Peláez

Juan Antonio Zúñiga
Periódico La Jornada
Jueves 21 de julio de 2011, p. 2

Controlada por OHL Concesiones de España, OHL México es una empresa singular que aquí vive su particular bonanza, según los estados financieros de ese corporativo.

Aun con los efectos de la recesión económica de 2009, entre 2008 y el primer trimestre de 2011 los activos de la empresa líder del sector privado en concesiones de infraestructura en el área metropolitana de la ciudad de México tuvieron un crecimiento de 178 por ciento; sus ganancias operativas crecieron 119 por ciento en 2010, y suman 10 mil 150 millones de pesos en poco más de tres años. En tan sólo 12 meses su activo circulante creció 314 por ciento.

Acorde con su visión de negocios, esta empresa contempla que una vez que todas las concesiones de la compañía se encuentren en operación, ésta espera que su portafolios genere flujos de efectivo significativos, mientras que sólo requerirán inversiones adicionales limitadas, lo cual esperamos permita a la compañía disponer de flujos de efectivo para financiar requerimientos de capital para nuevos proyectos.

Además, OHL México sabe aprovechar las ventajas de la legislación fiscal, a grado tal que en el primer trimestre de 2011 pagó sólo 7 por ciento de 327.7 millones de pesos que debía cubrir por impuestos a la utilidad. El 93 por ciento restante, 305 millones de pesos, fue diferido, de acuerdo con el reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Esta práctica no ilegal de algunas empresas de eludir el pago de impuestos por medio de los tribunales llevó a OHL México a interponer una demanda de amparo el 11 de febrero de 2010 en contra de las reformas al régimen de consolidación fiscal. El 23 de marzo de 2011, un juez resolvió sobreseer el juicio, pero el 7 de abril de este año se presentó el recurso de revisión contra la sentencia de primera instancia, el cual ha sido atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y está pendiente de resolución.

En tanto, la empresa espera que al momento de exigibilidad del impuesto diferido, las circunstancias pueden cambiar disminuyendo el compromiso de pago o evitar que se materialice.

OHL México es un corporativo que se ha extendido por medio de su filiales desde 2003 en el mercado de concesiones de infraestructura de transporte. Posee 99.99 por ciento de las acciones de Concesionaria Mexiquense, beneficiaria del Circuito Exterior Mexiquense, y de Viaducto Bicentenario SA, que construyó el viaducto elevado en el Periférico; posee 69.18 por ciento de Grupo Autopistas Nacionales (104.9 kilómetros de la autopista Amozoc-Perote); Autopista Urbana Norte SA, a cargo de nueve kilómetros de segundo piso de cuota en el Periférico, y Autovías Concesionarias OHL, a cargo de 31.5 kilómetros del libramiento norte Puebla.

Además posee 50 por ciento de las acciones de Controladora Vía Rápida Poetas, conflictivo tramo urbano de peaje en construcción en el poniente del Distrito Federal, conocida como supervía poniente, y como la Supervía Poetas en el proyecto oficial. Entre sus coinversiones está 49 por ciento del capital social de Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca, entre otras.

Según sus balances generales consolidados y los respectivos estados de resultados, OHL México es un corporativo en jauja. Y en eso de administrar abundancias, José Andrés de Oteyza Fernández-Valdemoro, presidente de su consejo de administración, tiene larga experiencia.

La primera fue como parte relevante del gabinete que administró la bonanza petrolera durante el sexenio presidido por José López Portillo, de 1976-1982, en su calidad de titular de la extinta Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial.

La más reciente es ahora, precisamente como presidente del consejo de administración de OHL México, donde comparte asiento con dos ex directores de Petróleos Mexicanos (Pemex), Jesús Reyes Heroles González-Garza y Carlos Ruiz Sacristán, junto a Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

La coincidencia de estos políticos empresarios alcanza a la diplomacia y parece ir más allá de su participación en la filial mexicana de una compañía española. Al terminar su gestión como secretario de Patrimonio y Fomento Industrial, José Andrés de Oteyza fue nombrado embajador de México en Canadá por Miguel de la Madrid Hurtado, y en ese cargo permaneció de 1983 a 1987.

Jesús Reyes Heroles González-Garza fue embajador de México en Estados Unidos durante la segunda mitad del gobierno que presidió Ernesto Zedillo; fue nombrado director general de Pemex durante la primera mitad de la actual administración gubernamental y figuró como consejero de Wal-Mart, la mayor cadena de tiendas de autoservicio que opera en México.

Carlos Ruiz Sacristán, ex secretario de Comunicaciones y Transportes y director general de Pemex de 1994 a 1997, emigró luego al sector privado como director de Sempra Energy México, subsidiaria de Sempra Energy, una de las empresas de distribución de gas natural más grandes de Estados Unidos.

En su informe anual 2010, OHL México asienta que el equipo de administración de la compañía tiene una historia probada de éxito en la obtención de nuevas concesiones de infraestructura de transporte, ya sea a través de procesos de licitación pública o adjudicación directa, y en su posterior implementación mediante el diseño, financiamiento, ejecución y operación de las mismas.


Historia de inmoralidad

Aboitiz califica de ejemplar el desempeño de la firma

La empresa explotará por 30 años la autopista urbana, pese a sanciones

Agustín Salgado
Periódico La Jornada
Jueves 21 de julio de 2011, p. 3

El titular de la Secretaría de Obras del Distrito Federal, Fernando Aboitiz, se refirió a la multa que se impuso a OHL por el desplome de tres trabes en el segundo piso del Periférico. Dijo que los 10 millones de pesos se calcularon con base en el costo estimado de la obra concesionada (7 mil millones de pesos) y el valor del incidente, es decir, todo el daño que se generó; no obstante, la empresa explotará la autopista urbana de peaje por 30 años, de acuerdo con la concesión.

Explicó que en el momento de la caída de las estructuras el personal de la secretaría a su cargo verificaba la colocación de otra ballena en la zona de Legaria. Hay cuatro montajes por noche y verificaban uno más delicado porque había que hacer un libramiento de instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad.

Aboitiz calificó de ejemplar el trabajo que ha realizado OHL México en la autopista urbana norte y agregó: “Del suceso del martes hay que decir tres cosas: primera, que la obra lleva 21 por ciento de avance, cuando se tenía programado que para estas fechas sería de 14 por ciento. Es una obra que ha tenido un buen confinamiento, que no ha habido reducción de carriles; se han reducido a lo ancho, pero siguen en operación, y me parece que en términos de obra ha sido un ejemplo.

“Segunda, hubo un incidente imperdonable. Se brincaron una técnica constructiva y por ello va a aplicarse una sanción.

Y tercera, que en la emergencia los ingenieros de la empresa actuaron con mucha responsabilidad y mucha prudencia.

Entrevistado al término de la puesta en marcha de los trabajos de reforestación que se realizarán por la construcción de la supervía, Aboitiz se dijo tranquilo de que un banco con participación estatal mayoritaria, como Banobras, participe en el préstamo otorgado a Controladora Vía Rápida Poetas (OHL-Copri) para construir la supervía poniente.

Se saluda con mucho gusto que una institución financiera nacional respalde una obra de estas características. Incluso, creo que nos da más tranquilidad saber que está Banobras detrás, que es una institución que se dedica a promover la infraestructura nacional, incluso hasta de una banca privada.

A decir de Aboitiz, el préstamo de 4 mil millones de pesos –monto que significa dos terceras partes del costo total de la obra–, que fue otorgado un año tres meses después de asignada la concesión, únicamente servirá de respaldo y para garantizar el flujo de los recursos, pues la capacidad económica de las constructoras (OHL-Copri) quedó comprobada antes de firmarse el título de concesión.

Afirmó que OHL y Copri son empresas perfectamente solventes, no sólo por el currículum y trayectoria, sino por la colocación en la bolsa que una de ellas (OHL) realizó el año pasado.

El lunes anterior, OHL informó en un comunicado de la obtención del crédito, donde el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) participa como estructurador, y como bancos Banobras y Banorte”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario