18/07/2011

Si el Congreso les hace caso, habrá una ley de seguridad coja


Militares quieren un marco jurídico que les dé impunidad: Soberanes

Buscan evitar ser juzgados por delitos cometidos en tareas de seguridad pública

Foto
Entrenamiento castrense en el Centro Nacional de Adiestramiento en Santa Gertrudis, ChihuahuaFoto Yazmín Ortega Cortés
Víctor Ballinas
Periódico La Jornada
Lunes 18 de julio de 2011, p. 2

El ex ombusdman nacional José Luis Soberanes Fernández resaltó que el marco jurídico que quieren los militares es para darles impunidad. Los señores de verde, dice, quieren un marco a gusto, a modo, para evitar que sean juzgados por los delitos que han cometido en tareas de seguridad pública.

“Un marco jurídico, para qué –cuestiona en entrevista con La Jornada el ex presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)–, si ya la Constitución en el artículo 13 es muy clara sobre el fuero militar, y además en otros artículos constitucionales se precisa que el Ejército está para garantizar la seguridad nacional.”

Soberanes Fernández, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, pidió al Congreso que no legisle a modo, ni haga marcos jurídicos como los que se hicieron en Chile y Argentina para darle inmunidad al ejército.

–Los militares han exigido un marco jurídico al Congreso que les dé protección en las tareas de seguridad pública que desempeñan hoy.

–Quieren que se cambie la ley para adecuarla a lo que están haciendo. Otra vez es confundir una cosa con otra. El Ejército no está establecido para la seguridad pública: está para defender la soberanía nacional. Ahora quieren curarse en salud, para que el día de mañana, que ya lo ven venir, cuando se presenten demandas contra ellos en la Corte Penal Internacional, en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tengan una patente de corso.

–¿Usted considera que les preocupa a los militares la resolución de la Suprema Corte de Justicia Nación (SCJN) que acotó el fuero militar?

–Claro, pero siempre debieron ser juzgados por tribunales civiles cuando cometían violaciones a los derechos humanos de civiles, pero no se cumplía con la Constitución y menos con el artículo 13. Lo que la SCJN dijo en su última resolución es: cúmplase la Constitución y que las violaciones de derechos humanos cometidas por militares contra civiles sean llevadas a la justicia civil.

–¿Los tribunales civiles declinaban la competencia en los casos de violaciones a derechos humanos cometidas por efectivos del Ejército contra civiles?

–Así es, malamente. Pero ahora, con la resolución de la SCJN y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el proceso no ha terminado; tiene que venir una reforma a la ley, porque ahorita quién va a obligar a la Procuraduría de Justicia Militar a pasar todos los casos a la jurisdicción ordinaria, si no lo quiere hacer. Hace falta una ley que la obligue.

–Los militares exigen un nuevo marco jurídico. ¿Eso quiere decir que hoy la ley los deja en la indefensión?

–El presidente de la República sacó a los militares a la calle a combatir al crimen organizado, no los envió a violar mujeres,a torturar ciudadanos, a saquear pueblos, a asesinar civiles. Si los soldados han cometido esos delitos, deben ser puestos a disposición de la autoridad civil, pero ellos hasta hoy se han valido de una interpretación retorcida de la Constitución.

–Usted, como titular de la CNDH, ¿enviaba al procurador militar o la Secretaría de la Defensa Nacional las recomendaciones de violaciones a los derechos humanos cometidas por soldados?

–Sí, porque quien tenía que presentar los hechos era la Defensa; ellos tenían que remitir el expediente a la Procuraduría General de la República (PGR), y esa institución nunca los solicitó. En las recomendaciones que giré se daba vista al Ministerio Público.

–¿Que marco jurídico requiere el Ejército?

–Yo estaría más bien por que se cumpla la Constitución que por dar excepciones a los militares. Ahora, como ellos han aplicado una interpretación equivocada, que afortunadamente la Corte ya se los hizo ver, quieren un marco a modo, a gusto, y si el Congreso les hace caso, va a ser una legislación coja.

“Recordemos –apunta el jurista e investigador– que en países como Chile y Argentina, por citar algunos, se hicieron legislaciones a modo, y con el paso del tiempo fueron derogadas y los militares están siendo juzgados por los delitos que cometieron.”

–¿Legislar a modo para los militares implica un retroceso?

–Así es. En Argentina los militares alegaban que cumplían con un deber legal. Aquí, igual los soldados mexicanos quieren tener una excusa.

–¿El Ejército realiza funciones que no le son propias?

–Así es: investiga, detiene, ahí está cometiendo falta, se ha metido hasta la cocina.

–La resolución de la SCJN ¿debilita al Ejército?

–Al contrario: una institución se debilita cuando actúa al margen de la ley; cuando lo hace apegada a la ley, se fortalece.





Foto
Cientos de jóvenes marcharon del Monumento a la Revolución al Zócalo del DF para demandar el retiro de Ejército de las calles del paisFoto La Jornada

Elizabeth Velasco C.

Kaminata contra la militarización
De la Redacción
Periódico La Jornada
Lunes 18 de julio de 2011, p. 6

Por qué nos asesinan si somos la esperanza de América Latina, coreaban los cerca de 150 jóvenes que la tarde este domingo participaron en la Kaminata por la desmilitarización y contra la muerte, convocada por la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización y la Violencia (Comecom) para denunciar la violación a los derechos humanos por parte del Ejército en el norte del país, los asesinatos de jóvenes y para exigir un cambio en la estrategia de seguridad en el combate contra el crimen organizado.

Julián Contreras, del Frente Plural Ciudadano de Ciudad Juárez, dijo que esta protesta fue también un homenaje a Luis K. Fong, activista que impulsó estas movilizaciones en Juárez y Chihuahua. Fong falleció en mayo pasado debido a una complicación pulmonar causada por el virus de influenza.

Contreras aseguró que son los bajos estratos de la población y los jóvenes quienes están siendo víctimas de la guerra contra el narcotráfico en Ciudad Juárez y en Monterrey. Por ejemplo, dijo, basta citar los recientes acontecimientos en la capital neoleonesa, donde fueron asesinadas 20 personas en un bar y los 14 adolescentes asesinados en Villas de Salvárcar, el 30 de enero de 2010.

En la movilización, que partió del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo capitalino, participaron jóvenes de Ciudad Juárez, el estado de México y Monterrey, además de miembros de la organización Pan y Rosas, y estudiantes de la UNAM.

Cabe recordar que el 29 de octubre de 2010, en la undécima Kaminata contra la muerte realizada en Ciudad Juárez, los manifestantes fueron agredidos a balazos por la Policía Federal, y resultó herido un estudiante de sociología de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) que participaba en la marcha

No hay comentarios.:

Publicar un comentario