18/01/2011

Reporte del Centro ProDH

Indignación frente a la violencia contra defensoras de DH y los feminicidios en Juárez

  • A un mes del asesinato de la defensora Marisela Escobedo, el Estado mexicano mantiene en impunidad los casos de feminicidios.
  • Organizaciones de la sociedad civil exhortan al Estado a que imparta justicia.

El día de ayer, según lo reportado por el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), integrantes de organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos en conferencia de prensa, en el Club de Periodistas, dieron a conocer su posición y la de seis mujeres laureadas con el premio Nobel de la Paz, por el asesinato de Marisela Escobedo y la situación de violencia de viven las defensoras de derechos humanos (DDHH) y las mujeres en México.

Andrea Medina Rosas de la Red Mesa de Mujeres en Ciudad Juárez dio lectura al comunicado en el que la seis mujeres laureadas, Bety Williams, Maired Maguire, Rigoberta Menchu Tum, Judy Williams, Shirin Ebadi, Wangari Maathai, señala como el “Estado Mexicano ha mantenido una política y cultura de discriminación contra las mujeres causa principal que genera el feminicidio y su impunidad” según lo ha confirmado la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) en su sentencia del Caso de Campo Algodonero.

Ante esta situación las laureadas lamentaron que el Estado Mexicano siga sin prevenir ni investigar la violencia que se vive en Ciudad Juárez, destacando que del “del 1º de enero al 15 de diciembre de 2010 hayan sido asesinadas 297 mujeres” en Juárez, por lo que resulta alarmante la impunidad que persiste por parte de las autoridades, por lo que lo exhortaron al Estado mexicano se imparta justicia y se esclarezca el asesinato de la defensora Marisela Escobedo, se de cumplimiento a la sentencia de Campo Algodonero y se proteja a todas las defensoras de derechos humanos y a sus familias.

Por su parte Andrea Medina destacó que el Estado es responsable del asesinato de Marisela Escobedo, ya que era de su conocimiento que la defensora estaba en riesgo y no tomó medidas para su debida protección, además de que investigar a Sergio Barraza, asesino confeso del asesinato de su hija Rubí Marisol Freyre Escobedo, no puede ser la única línea de investigación para esclarecer su asesinato ya que fue un delito cometido por discriminación, por lo que no puede ser tratado como un caso aislado si se toma en cuenta que desde hace 20 años se ha denunciado la violencia de genero contra las mujeres en Ciudad Juárez .

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos en su informes anual 2010 La perseverancia del testimonio señala que "a partir 16 de noviembre de 2009, cuando la CoIDH condenó al Estado mexicano por el caso del Campo Algodonero, destaca, entre otras cuestiones, las fallas del Estado mexicano en su actuación ante una situación de violencia contra la mujer como lo es el fenómeno de los feminicidios dentro de un contexto de discriminación estructural por razones de género”.

Ademas, señala que las defensoras que han venido denunciando la violencia en contra de las mujeres, se han convertido en víctimas de violaciones de sus derechos humanos, como es el caso de la Sra. Rosa Isela Pérez Torres, periodista quién fue perito en el caso Campo Algodonero, y quién fue objeto de graves amenazas, por lo que la CoIDH le otorgó medidas provisionales. Ella ha recibido amenazas desde el año 2000, incrementándose a partir de que diera seguimiento de los ocho homicidios de mujeres en Campo Algodonero.

Lydia Alpizar de la Asociación para los derechos humanos y el desarrollo (AWID) (que es parte de la Coalición Internacional de defensoras de los Derechos Humanos conformada por 23 organizaciones a nivel internacional), dijo que desde la Awid se unen al clamor de indignación, y enojo, señalando que el caso del asesinato Marisela Escobedo no es un caso aislado por lo que las organizaciones que conforman la Coalición llaman a las autoridades mexicanas para que realice las investigaciones pertinentes que den con esclarecimiento del asesinato, se detenga al asesino de Rubí Marisol Freyre Escobedo y se imparta justicia, en el marco de la Convención sobre la Eliminación de todas las Forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que fue ratificada por el Estado Mexicano en 1981; así mismo, anunció que se sumaban a la campaña No más sangre. No más muertes. No más impunidad.

Maria de la Luz Estrada integrante de Católicas por el Derecho a Decidir y del Observatorio Ciudadano de los Derechos de las Mujeres, señaló las importancia de dar seguimiento al tratamiento que el Estado de a la alarmante situación de feminicidio en México, señalando que no sea han llevado a cabo las recomendaciones hechas por el Comite de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de tipificar el feminicidios como delito federal y estatal.

Así mismo, señaló que las autoridades deben dar cumplimiento a los acuerdos adquiridos con la “Misión Internacional por el Acceso a la Justicia para la Mujeres” en su visita el pasado mes de noviembre de 2010, y entre los cuales destacan la adopción de casos de mujeres desaparecidas, elaboración de un informe sobre los feminicidios por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y se capacite a juezas y jueces en materia de género y cumpla con su compromiso de salvaguardar a la sociedad, derecho que hasta ahora no a otorgado.

Marusia López integrante de Asociadas por lo Justo-consorcio señalo que se seguirán impulsando acciones de protesta para exigir al gobierno que acabe con sus políticas de simulación he imparta justicia y de fin al feminicidio en México, destacando que a lo largo del día se llevarán a cabo manifestaciones en diversas embajadas del mundo como: Honduras, Guatemala, Nicaragua, Líbano, Chile, España, a un mes del asesinato de Marisela Escobedo para intensificar la protesta internacional contra la violencia hacia las mujeres en México.

Visita nuestro fotoreportaje sobre la manifestación contra la impunidad de los feminicidios, afuera de la PGR. Haz click aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario