28/01/2011

La PF mató a dos trabajadores en Juárez y dijo que eran sicarios, acusan familiares

Los agentes perseguían a una camioneta que se estrelló contra el taller donde laboraban

Los hechos ocurrieron el martes, antes de que fuera abatido un escolta del alcalde

Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 28 de enero de 2011, p. 9

Ciudad Juárez, Chih., 27 de enero. Francisco Leal Córdova y César Adrián Holguín García, de 66 y 15 años de edad, respectivamente, trabajaban en un taller de autoestéreos, en la colonia Chaveña, el día que agentes de la Policía Federal (PF) los mataron y luego los presentaron como sicarios abatidos en un enfrentamiento, denunciaron sus familiares.

El martes por la tarde, horas antes de que los agentes federales mataran a un escolta del alcalde de Ciudad Juárez, Héctor Murguía, los policías perseguían a los ocupantes de una camioneta que se impactó contra el negocio donde Leal Córdova y Holguín García laboraban y, sospechosamente, los tripulantes tuvieron todo el tiempo para escapar, señaló la madre del adolescente, según lo que le dijeron testigos.

Luego sobrevino la balacera en la que los únicos fallecidos fueron personas inocentes, y después la PF divulgó que el anciano y el menor eran sicarios muy peligrosos. Vecinos señalaron que los occisos eran empleados y en ningún momento se les vinculó con actividades ilícitas.

Estaban instalando un equipo de sonido y, cuando escucharon la balacera, por instinto corrieron a protegerse. Quizá pensaron que estarían a salvo en la planta alta del edificio, pero hasta ahí llegaron los federales y les dispararon, dijo.

Una testigo señaló que la persecución y la balacera entre policías y pistoleros comenzó en la avenida Municipio Libre; avanzaron por la Domínguez y dieron vuelta en 5 de Febrero. Desde allá se empezaron a escuchar las ráfagas. Nosotros nos tiramos al piso. Unos federales se pararon en la esquina donde ocurrieron los hechos y otros ya estaban esperando la camioneta Jeep.

Los verdaderos pistoleros se fueron: uno por el callejón y otro por la calle Libertad, pero nunca ingresaron al edificio ni entraron al local donde dicen los federales que mataron a dos sicarios.

Afirmó que cuando los agentes se dieron cuenta que habían matado a dos inocentes, intentaron acomodar todas las cosas y rafaguearon el edificio para hacer creer a la opinión pública que había sido un enfrentamiento.

Hay muchos testigos, muchos vecinos que vieron lo que realmente sucedió; además de los elementos del Ejército que también estuvieron investigando, señaló otro testigo.

La Policía Ministerial encontró 55 casquillos percutidos calibres 223 y 308 milímetros, como parte de las investigaciones sobre estos asesinatos.

En este contexto, más de 30 organizaciones y al menos ocho parroquias de Ciudad Juárez anunciaron que en memoria de los 18 jóvenes masacrados el 30 de enero de 2010 en Villas de Salvárcar, sábado y domingo próximos efectuarán ayunos y manifestaciones en el municipio, en la capital de Chihuahua y en Washington, Estados Unidos.

En el Día mundial de la no violencia expresamos que para la paz y la justicia no hay fronteras. Que nuestro derecho a vivir en paz y libertad es vivir en una ciudad sin rejas, sin muros ni acuartelada. No queremos una ciudad armada ni convivir con encapuchados que son hombres armados a quienes no podemos mirar a la cara, llámense militares o cualquier clase de personas armadas que imponen temor a niños, jóvenes, mujeres y hombres, señalaron esos organismos en un comunicado.

Doce asesinatos más en la entidad

Entre la noche del miércoles y este jueves fueron asesinadas 12 personas, entre ellas Israel Pedro Méndez, agente de la PF que fue acribillado a las 23:20 horas del miércoles en la colonia Usos Mixtos de Juárez.

También en Juárez, un hombre fue ultimado a balazos cuando circulaba en su vehículo en la colonia Infonavit Fidel Velázquez; otro en la colonia Francisco Villa, y dos más, Carlos Alonso Flores González y Bernabé Gallegos Quiroz, murieron baleados en diferentes sitios.

En el municipio Ascensión, ubicado al noroeste del estado, un hombre fue localizado con lesiones producidas por proyectil de arma de fuego. En Nuevo Casas Grandes fueron halladas las cabezas de dos hombres fuera de una licorería.

Además, el cadáver de un hombre ultimado a balazos fue localizado la tarde del miércoles a un costado de la carretera libre General Trías-Anáhuac. En la capital de Chihuahua, dos hombres fueron asesinados a balazos y quemados con la camioneta en que viajaban, y otro más fue ultimado en la colonia Unidad.

Critica la exposición mediática de capos como La Barbie y El JJ

México, sin instrumentos para enfrentar al narco, dice Gaviria

Roberto Garduño
Enviado
Periódico La Jornada
Viernes 28 de enero de 2011, p. 7

Toluca, Méx., 27 de enero. México no tiene los instrumentos necesarios para enfrentar la guerra contra el narcotráfico, sostuvo el ex presidente de Colombia César Gaviria. Asimismo, criticó las acciones que el gobierno federal ha emprendido para enfrentar a la delincuencia organizada y consideró que no existe inteligencia y contrainteligencia para descubrir y castigar el proceso de lavado de dinero y el enriquecimiento ilícito, mientras la extinción de dominio continúa sin aplicarse.

Gaviria respondió a una invitación de la coordinadora del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, con objeto de comentar con los integrantes del grupo parlamentario del blanquiazul las acciones emprendidas por el gobierno de Colombia en el ámbito de la seguridad interna y el combate a la delincuencia organizada.

En ese contexto sugirió a México que exija a Estados Unidos la disminución del consumo de drogas, porque no habrá de resolverse el problema si no se reconoce del lado estadunidense que éste tiene origen en su territorio. Gaviria indicó que no sólo la policía ha sido penetrada por el narcotráfico, sino también se encuentran contaminadas la política y la aplicación de la justicia.

Además, criticó la exposición mediática de narcotraficantes como Édgar Valdés Villarreal y José Jorge Balderas. ¡Fue un error! Se les tiene que mostrar con camisas a rayas, un número en el pecho y esposados, para mostrar así la fuerza del Estado. No obstante, en el único rasgo de reconocimiento al gobierno federal, justificó que la participación del Ejército Mexicano en tareas contra la delincuencia organizada no está fuera de sus funciones.

Enseguida dejó ver las que consideró fallas en que incurre la administración federal mexicana en su guerra contra la delincuencia: Este país no está trabajando suficientemente en lavado de dinero, en lavado de activos. Se tiene que hacer un control de los negocios y la población; quién está comprando, por qué; esta es una cosa esencial para saber quién esta moviendo dinero, comprando un edificio, qué agencia está vendiendo más carros de los que debería vender a precios exorbitantes. Eso es sumamente importante. Se trata de saber qué es bien y qué es mal habido.

El ex presidente colombiano se manifestó por la depenalización de las drogas, ya que –dijo– quienes hacen uso de ellas están enfermos, son un problema de salud y no criminal.

Agregó que una parte de los grandes líos en México es el prohibicionismo impuesto por Estados Unidos, que ha sido incapaz de bajar el consumo. Este país tiene que pensar en eso y tiene el derecho de exigirle a Washington mucho más en términos de armas y mucho más en términos de una política eficaz para que baje su consumo, dijo.

También se le preguntó sobre el manejo mediático de la captura y exposición en medios electrónicos de delincuentes. Una cosa desafortunada. Delincuentes se muestran con camisa de prisioneros, con números en el pecho y esposados. Fue un error, porque con su captura se debe mostrar la fuerza del Estado. ¡Fue un error!, insistió.

También reprobó la forma en que localmente se atribuye la penetración del narcotráfico sólo a la policía. Sostuvo que las redes de la delincuencia y el narcotráfico se han extendido a la política y a las instituciones de justicia; incluso, abundó, en todos los sectores sociales.

Como punto en favor del presidente Felipe Calderón, señaló que la participación del Ejército en actividades de combate al narcotráfico no es ilegal.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario