02/07/2011

En su visita al país, pedirán que analice al Ejecutivo y Judicial



Abordarán activistas la tortura y fuero militar con la comisionada de la ONU
Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Sábado 2 de julio de 2011, p. 16

Durante la visita a México de Navi Pillay, titular del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que se realizará desde hoy hasta el 9 de julio, organizaciones independientes expondrán temas como el arraigo, el fuero militar y la persistencia de la tortura, entre otros, para evitar que prive sólo el punto de vista de las autoridades.

Activistas de derechos humanos afirmaron que también harán ver a dicha funcionaria que el gobierno del país no hace lo suficiente para garantizar los derechos de los indocumentados, ni respeta las sentencias y recomendaciones de organismos internacionales.

Adrián Ramírez, presidente de la Liga Mexicana en Defensa de los Derechos Humanos, consideró que entre las asignaturas más importantes a tratar se encuentran la tortura, el arraigo y el fuero militar, y pidió que la funcionaria no se concentre únicamente en analizar al Poder Ejecutivo, sino también al Judicial.

Es importante, dijo, que sepa de la cuestionable actuación de magistrados en casos paradigmáticos como el de la guardería ABC, las agresiones contra los pobladores de San Salvador Atenco y la embestida contra la periodista Lydia Cacho, por ejemplo.

Otros aspectos son la falta de investigación sobre las muertes generadas por la guerra contra el crimen organizado; la violación de las garantías de los indocumentados; el desacato a las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y la creciente impunidad.

Jacqueline Sáenz, coordinadora del área de defensa integral del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, señaló que la visita de la alta comisionada significa un elemento de presión para el gobierno mexicano, y al mismo tiempo una nueva oportunidad para que la sociedad civil exija cuentas.

Entre los temas que se debería abordar, consideró, se encuentran el de la violencia contra las mujeres, la lucha de los pueblos indígenas en defensa de sus recursos naturales, y la ausencia de un esquema de protección para los activistas.

“También habría que tocar la cuestión de la guerra absurda de Felipe Calderón contra el narcotráfico, que al corte de este mes ya ha dejado 41 mil muertos. Pillay viene a reiterar todo lo que ya se le ha pedido antes al gobierno mexicano, así que esperamos que la escuchen y que las sentencias y recomendaciones se traduzcan en mecanismos concretos para su acatamiento”, dijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario