08/01/2011

Diputados tildan de fracasada la estrategia oficial en seguridad


Mariana Norandi
Periódico La Jornada

Tras el reconocimiento del presidente Felipe Calderón de que 2010 fue el año más violento en la historia del país, diputados de diferentes fracciones aseguraron que, más que reconocer lo obvio, el Ejecutivo debería admitir que su estrategia para combatir el crimen organizado es errónea y equivocada.

Es un reconocimiento de que no sirve, es un reconocimiento de lo obvio, de lo evidente, pero por desgracia no es un reconocimiento de errores ni de cosas que no se han hecho y que se vayan a hacer. Estamos hablando de políticas fallidas y, en ese sentido, vale el reconocimiento, pero es incompleto, porque reconocer significa también rectificar, y eso no parece estar en el horizonte de Felipe Calderón, afirmó en entrevista la secretaria de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, la perredista Teresa del Carmen Incháustegui Romero.

Dijo que la estrategia de Calderón en la materia es limitada al sólo intentar atacar la violencia en la calle y no aspectos como el lavado de dinero, las fuentes de financiamiento de los cárteles o la trata de personas.

Añadió que el gobierno federal no entrega suficiente información sobre el tema, por lo que este año vamos a estar en comunicación con la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, para pedir cuentas puntuales.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, Alfonso Navarrete Prida, del PRI, calificó de equivocada y mediocre la estrategia federal en seguridad. Dijo que, los 30 mil homicidios que se han producido en lo que va de esta administración también implican que esa política no ha funcionado.

En este sexenio [los legisladores] le hemos dado más herramientas jurídicas como a ningún otro presidente de la República, y ni una sola de las estrategias, le ha funcionado, porque, además de que las estrategias están equivocadas, su aplicación es muy mediocre, comentó.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara, el panista José Luis Ovando Patrón, quien dijo que el reconocimiento de Calderón no obedece a una declaración de valentía o no; es una realidad. Es importante no quedarse con la cifra de que en esta administración se registraron 30 mil muertes, sino ir más allá, y conocer el motivo de esos homicidios, dijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario