11/01/2011

Ejecutan en Juárez a la activista que creo la frase "NI UNA MUERTA MAS"




La redacción MÉXICO, D.F., 11 de enero (apro).- Una mujer que fue ejecutada el pasado jueves 6 en Ciudad Juárez, Chihuahua, fue identificada este martes como la activista Susana Chávez, la creadora de la campaña "Ni una muerta más", que reclamaba el fin de los feminicidios en esa urbe fronteriza.

De acuerdo con la Fiscalía del estado, el crimen de la poeta y activista, quien participaba activamente en defensa de los derechos de la mujer a través del arte, se reportó en las calles Cristóbal Colón y Ramón Corona, colonia Cuauhtémoc, el pasado jueves 6, pero mantuvo en reserva su identidad.

"A simple vista, a la víctima se le apreciaron huellas de violencia, amputación de la mano izquierda y excoriaciones por arrastre en diferentes partes del cuerpo", según un reporte de la dependencia.

La víctima, agregó, se encontraba semidesnuda y tenía sobre la cabeza una bolsa de plástico y cinta adhesiva. La mano se encontró dentro de un domicilio abandonado.

Como presuntos responsables del asesinato fueron detenidos tres menores de 17 años, uno de lo cuales presentaba manchas de sangre en su ropa, además de que las huellas que se encontraron en el lugar de la ejecución coincidieron con la suela de su zapato, informó la Fiscalía.

La mujer de 36 años, quien de manera permanente buscó justicia, a través del arte, para las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, hizo suyo el lema: "Ni una muerta más", hasta que manos criminales callaron su voz a golpes.

Artistas locales señalaron que aunque ya están presos tres presuntos responsables del crimen, la Fiscalía General del estado no ha querido revelar la identidad de la víctima, por temor a despertar la furia social ante este nuevo asesinato de una activista social.

La ejecución de Susana se hizo pública a través del Facebook, lo que desató cientos de muestras de repudio.

En la colonia Cuauhtémoc, los propietarios de la vivienda donde fue cometido el crimen aseguraron sentirse impactados por el hecho violento, ya que por muchos años protegieron a uno de los presuntos homicidas, identificado como Sergio Rubén Cárdenas.

"A mi hija me la entregaron el domingo a las 6 y media de la tarde. No estaba identificada. Susy siempre cargaba su credencial y ese día no se llevó ni un papel, ese día dijo que se iba a ver a sus amigas, y pues no alcanzó a llegar a donde ella iba", narró la madre de Susana.

"Yo no me siento tranquila, porque tiene que hacerse justicia. Esto fue un crimen que no debió ocurrir, no es justo que ella haya terminado así, ella era buena muchacha, compartía con todos, para ella todos eran buenos, tenía mucha confianza en las personas, y ahora ya no se puede confiar en nadie", lamentó.

Susana fue sepultada este tarde. Sin embargo, por motivos de seguridad la familia pidió no hacer público el lugar ni la hora.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario