04/07/2011

Asesinan a antigua militante y a su hermana, amenazan de muerte a su hija

x Comité Cerezo

La ejecución de las señoras Isabel y Reyna Ayala Nava en Xaltianguis, Guerrero y amenazas de muerte a Micaela Cabañas, hija de Isabel y miembro de Nacidos en la Tempestad.

Hechos:

El pasado domingo 3 de julio, aproximadamente a las 13:00 pm, las señoras Isabel y Reyna Ayala Nava, de 54 y 58 años de edad respectivamente, fueron ejecutadas cuando salían de un templo en la avenida 20 de noviembre, colonia Las Flores, del poblado de Xaltianguis, perteneciente al municipio de Acapulco, Guerrero. Dos sujetos que viajaban en un automóvil azul dispararon desde el vehículo en movimiento y después uno de ellos descendió del auto, se aproximó a las víctimas y robó sus celulares.

Aproximadamente a las 5:00 PM, Micaela Cabañas Ayala, miembro de Nacidos en la Tempestad e hija de Isabel Ayala Nava, recibió una amenaza contra su integridad proveniente del número celular de su madre.

Antecedentes

La señora Isabel Ayala Nava perteneció al Partido de los Pobres (PdlP), organización insurgente mexicana a principios de la década de los setenta y estuvo detenida-desaparecida en el Campo Militar No. 1 entre 1974 y 1976, periodo en que fue sujeta a tortura y a tratos crueles, inhumanos y degradantes junto con su hija recién nacida, Micaela Cabañas Ayala, ahora miembro de Nacidos en la Tempestad AC y otros familiares.

Debido al hostigamiento del que ella y su familia fueron objeto, se vio forzada a abandonar el país durante varios años. En 2008 Isabel Ayala Nava regresó a vivir en Xaltianguis, Guerrero.

En los últimos tres años participó en actividades organizadas por las agrupaciones Izquierdas Unidas del Sur y Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero. La señora Isabel Ayala Nava respaldó las actividades de su hija Micaela Cabañas Ayala dentro de la Asociación Civil Nacidos en la Tempestad y se pronunció a favor de reorganizar la lucha por la presentación de los detenidos-desaparecidos de la guerra sucia en Guerrero.

En los primeros meses del 2011 fueron asesinados dos hermanos de las señoras Isabel y Reyna Ayala Nava. A partir de que la familia Ayala Nava exigió el esclarecimiento de los crímenes, comenzaron a recibir amenazas anónimas.

Consideramos que estos antecedentes sugieren la responsabilidad del Estado por acción u omisión, debido a que las autoridades nunca investigaron ni sancionaron los hechos relativos a la desaparición forzada de la señora Isabel Ayala Nava en el pasado, ni cesaron el hostigamiento contra su familia durante años, hechos que colocaron a la familia Ayala Nava en una situación de extrema vulnerabilidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario