14/01/2011

Titular del Ifai, preocupada que con la cédula de identidad se formen bases de datos secundarias

Marván considera un exceso recopilar las huellas dactilares y fotografiar el iris

Subrayó que prácticamente en ningún país se ha realizado esa compilación



Elizabeth Velasco C.
Periódico La Jornada
Viernes 14 de enero de 2011, p. 16

La comisionada del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai), María Marván, advirtió que está demás la recopilación de las 10 huellas dactilares y del iris de ambos ojos, por parte de la Secretaría de Gobernación para emitir la cédula de identidad.

El porcentaje de seguridad que da el iris (para identificar a las personas) es tan alto que podría prescindirse de las huellas digitales, indicó.

En entrevista con La Jornada, destacó que el Ifai, como responsable de la protección de los datos personales, se reunirá con Gobernación para trabajar en los avances respecto a la emisión de la cédula de identidad.

En especial nos preocupa que puedan reproducirse bases de datos secundarias. Por ejemplo, que un banco pueda pedirnos otros datos, como las huellas digitales, y al mismo tiempo se quede con una copia de la cédula de identidad que tendrá otros datos biométricos.

Marván recordó que en 2010, el Ifai hizo una serie de recomendaciones a Gobernación respecto al uso de los datos biométricos de las personas, después que una empresa consultora de España hiciera un estudio sobre el principio de proporcionalidad (en cuanto a que sólo se recaben datos indispensables) para la elaboración de la referida cédula.

En las recomendaciones del Ifai –que se basan en el estudio de José Luis Piñar, ex titular de la Agencia de Protección de Datos Personales de España–, se advierte que para recopilar el iris de ambos ojos de las personas primero tendría que modificarse el Reglamento de la Ley General de Población (LGP), pues en las disposiciones normativas de carácter sustantivo no se señala la captura de ese dato biométrico.

Se consigna además que en casi ninguna parte del mundo, salvo en Inglaterra y de manera eventual, se recaba el iris de ambos ojos, y sí en cambio las huellas dactilares y la fotografía.

En el estudio se advierte que existen ciertas debilidades que impiden que algunos datos sean registrados en el Registro Nacional de Población (Renapo) de modo que respondan con veracidad a la situación actual de los ciudadanos. Ante ello, se sugirió dar mayor importancia a la “calidad de los datos que se recaben del titular –y que serán ingresados a las bases de datos del Registro Nacional de Población– y no a la cantidad”.

Marván indicó que las observaciones del Ifai son sólo una recomendación, pero es importante que las autoridades las consideren.

El argumento de Gobernación es que es mucho más fácil tener identificadores de huellas digitales que de iris, en tanto que la segunda es una tecnología más escasa y más cara, y por tanto es más segura. Lo cierto es que si tienen suficientes datos para identificar a las personas da igual si usan las huellas dactilares o el iris de los ojos.

Dijo que el lado positivo de esto, es que en la medida en que se haga esta cédula de identidad, vamos a tener la seguridad de que un nombre corresponde a una sola persona, aun cuando haya cientos de homónimos.

Preparan reunión entre consejeros y funcionarios de Gobernación

Alertan en el IFE sobre el enorme gasto que representa el documento
Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Viernes 14 de enero de 2011, p. 16

El anuncio de la Secretaría de Gobernación de iniciar la expedición de cédulas de identidad para 25.7 millones de menores de edad (durante el lapso 2011-2012) y, enseguida, proseguir con los adultos, provocó críticas de los consejeros electorales.

Benito Nacif, integrante de la comisión del Registro Federal de Electores, comentó que el acuerdo con Gobernación, tras un exhorto de los legisladores, es ir juntos para encontrar una solución permanente, para evitar la duplicidad de gasto en lo que hace a la dotación de una identificación oficial.

Hay todavía asuntos pendientes. Ese es el camino (el del análisis conjunto) y uno distinto sería inviable y no tendría el consenso de las fuerzas partidistas, advirtió.

En tanto, Francisco Guerrero, presidente de la comisión en referencia, así como el consejero Marco Baños, pidieron a Gobernación actuar con sensibilidad y prudencia porque existe un acuerdo en el sentido de que no es positivo la existencia de dos documentos de identificación para adultos.

Por experiencia, agregó Guerrero, sabemos que ese proceso de enrolamiento (de datos personales) es complejo. Señaló que restar atribuciones a la credencial para votar con fotografía dañaría la democracia y el proceso electoral de 2012.

Ante ello, llamó a Gobernación a tomar las cosas con calma y a respetar el espacio del Instituto Federal Electoral (IFE) ante los ciudadanos.

Es decir, que Gobernación se limite a otorgar cédulas de identidad a los menores de 18 años y que el IFE continúe con esta tarea en los adultos.

La tarea histórica que ha hecho el organismo electoral en materia de identificación de ciudadanos reporta una inversión total de 2 mil 500 millones de dólares para construir una base de datos de la población, por lo que sería un despropósito que la dependencia gubernamental intente credencializar también a los adultos.

Hasta el momento sigue firme el encuentro, programado para la próxima semana, de funcionarios de Gobernación con los consejeros electorales.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario