02/10/2010

Inmoral y trágico el rol de Molinar en la licitación 21, acusa Corral

Responsabiliza al gobierno de perseguir a críticos de la ganga que beneficiará a Televisa

Censura el legislador panista el cabildeo del secretario para la condonación fiscal al consorcio


Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Sábado 2 de octubre de 2010, p. 5

La escasez de argumentos de fondo de la mayoría de diputados federales para cuestionar la política de telecomunicaciones e inversión en infraestructura básica del gobierno federal, dio pie al secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas, para ceñirse a un guión escrito en tarjetas y evadir a su modo las interrogantes formuladas por decenas de legisladores.

El funcionario se presentó en la Cámara de Diputados a comparecer ante las comisiones unidas de Comunicaciones y Transportes. Histriónico y aparentemente estructurado en su discurso y respuestas, el funcionario se descompuso cuando Javier Corral Jurado (PAN), presidente de la Comisión de Gobernación, habló de su participación abierta y evidente en la inmoral y trágica entrega del espectro radioeléctrico a Televisa y Nextel (ésta propiedad de la televisora).

La andanada

Con dureza, el legislador acusó al gobierno federal de lanzar una persecución –dentro de la misma administración federal– contra quienes se atrevieran a disentir con la ganga que beneficiará a la televisora:

“Estoy en desacuerdo con quienes de manera ilegal e inconstitucional cohesionan la explotación del espectro radioeléctrico, en un intercambio inmoral de bienes del dominio de la nación por estrictos favores mediáticos y políticos y eso, secretario Molinar, también es una tragedia de la que usted sí es responsable.

Su actuación personal y directa en todo el proceso de la licitación 21 que se planeó, diseñó y se llevó a cabo para beneficiar a Televisa es lamentable, desnuda la fragilidad y vulnerabilidad del gobierno frente al poder fáctico de la televisión y la falta de visión de Estado de quienes conducen la política de telecomunicaciones reduciéndola a una política electoral.

Molinar manifestaba seriedad, pero esbozó una mueca de malestar cuando su correligionario refirió el deceso de 49 niños en la guardería ABC de Hermosillo. Por la polémica de aquella tragedia y por su responsabilidad en ésta es quizá usted el miembro del gabinete del presidente Calderón que más arriesga ya innecesariamente la imagen de la administración y que más cuesta al prestigio político de Acción Nacional. La licitación 21 es fruto de varias omisiones conscientes de su parte, cuando la Cofeco impuso por presiones de Televisa el límite de 80 megahercios de espectro acumulado para diseñar las bases de licitación, usted lo dejó pasar, cuando ya estaba en marcha la licitación, Cofeco autorizó la fusión entre Nextel y Televisa para que no hubiera competencia entre ellos. Y usted lo dejó pasar.

Corral Jurado consiguió lo que nadie en casi siete horas de comparecencia: llamar la atención total del compareciente. El diputado panista consideró que Molinar distorsiona y revuelve cifras y conceptos. Televisa fue beneficiada con un precio de referencia de 180 millones de pesos por la licitación 21, mientras Telcel y Telefónica, por el mismo número de megahercios, erogarán 28 veces más, es decir, más de 5 mil millones. Nada más eso faltaba, que además de los dos años que usted ayudó a conseguirles la condonación fiscal [a Televisa y Nextel], se les condonara los 18 años restantes.

Ironizó con la cercanía Molinar-De Swaan: De los cinco comisionados que integran la Cofetel sólo dos comisionados aprobaron esa licitación: Mony de Swaan y Gonzalo Martínez Pous, en términos reales la aprobaron usted y Martínez Pous porque usted es Mony de Swaan y Mony de Swaan es usted. El compromiso con Televisa estaba desde el año pasado en que varios legisladores del PRI y usted cabildearon personalmente en ambas cámaras del Congreso la condonación fiscal para exentar el pago de derechos por dos años a las empresas que resultaran ganadoras del supuesto concurso que se iba a dar.

Molinar pretendió enmendar el daño que le infligió Corral al comprometerse a participar en un debate abierto con legisladores y especialistas en torno a la licitación 21. Y sin venir al caso se refirió a la teología para refutar la ironía del señalamiento Molinar-De Swaan.

“Tiene usted una extraña teología, su buena retórica sin duda alguna ayuda, pero eso de que ‘usted es Mony de Swaan y Mony de Swaan es usted’ lo voy a recordar como uno de los ejercicios de teología cívica más interesantes que me ha tocado oír a lo largo de toda mi vida, pero, en fin, la retórica es buena.”

De parte de Corral no hubo tregua. Replicó a Molinar porque “usted fue el más activo de los condonadores fiscales: cabildero directamente el año pasado ante los grupos parlamentarios, no sólo del PAN sino de diversos partidos para esa condonación.

Ahora bien, en relación con el debate, dice que no ha escuchado, porque usted escucha poco; usted más bien impone categóricamente muchas veces sus decisiones y ni siquiera a su propio partido escucha.

La intervención directa del secretario en el proceso de entrega de la licitación 21 a Televisa-Nextel, refirió el diputado, generó que al tratar de defender esa decisión se han cometido verdaderas injusticias, debo aquí con toda claridad denunciarlo. Es tal el desaseo que se han generado persecuciones al interior del gobierno a quienes no están de acuerdo con la licitación o tienen relación con quienes la impugnan, como en los peores tiempos del PRI. La licitación 21 no favorece, como se dice, la competencia, refuerza, por el contrario, el de la concentración de espectro en manos de Televisa.

La comparecencia se tornó ríspida sobre todo cuando se colocaron 49 cruces con las fotos de los niños muertos en la guardería ABC, y en el momento en que Mario di Costanzo acusó a Molinar de sicario, y el funcionario reviró al petista con usted es un barbaján que desprestigia el quehacer de este órgano legislativo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario