14/10/2010

Sería muy grave que la Ssa ya no financie estudios para detectar cáncer de mama

El proyecto de NOM excluye a las menores de 50 años, argumenta Felicia Knaul, de Funsalud


Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada
Jueves 14 de octubre de 2010, p. 49

La Secretaría de Salud (Ssa) cometerá un grave error al no financiar los estudios para detección de cáncer de mama en mujeres menores de 50 años de edad, como propone el proyecto de actualización de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. No existe la evidencia científica de que la prueba sea innecesaria en el sector de 40 a 49 años, afirmó Felicia Knaul, coordinadora del Consejo Promotor de Competitividad y Salud de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

Por el contrario, agregó, 60 por ciento de los casos del tumor maligno se registran antes de los 54 años de edad en los países en vías de desarrollo. Resaltó que al ser este padecimiento la segunda causa de muerte por cáncer entre la población femenina, las políticas de salud tendrían que ser congruentes.

La especialista participó ayer en el seminario La salud de los mexicanos y Funsalud, el cual se realiza con motivo del 25 aniversario del organismo. Resaltó la importancia de que el costo del tratamiento de cáncer de mama sea cubierto por el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular, porque beneficia principalmente a personas de escasos ingresos. Sin embargo, enfatizó, es necesario garantizar la detección temprana, cuando la probabilidad de sobrevivir es de 98 por ciento.

En México existe el problema de que sólo entre 5 y 10 por ciento de los casos se detectan en etapas tempranas, y con la decisión de la Ssa de restringir el acceso a las pruebas de detección (mastografía) anuales a mujeres mayores de 50 años, se deja en grave riesgo a quienes tienen menor edad.

Si el problema es la insuficiencia presupuestal, podrían explorarse alternativas, como que el estudio se realice cada dos años o, por lo menos, a partir de los 44 años de edad, sobre todo, indicó Knaul, porque no existe evidencia sobre la conveniencia de retrasar el examen hasta después de los 50 años.

Respecto del costo de las terapias, detalló que cuando el problema se diagnostica en el estadio I, la erogación asciende a 74 mil pesos, pero cuando el tumor se encuentra en etapas más avanzadas (estadio IV), el monto se eleva a más de 199 mil pesos.

Ni en Estados Unidos se aceptó la recomendación de un grupo de médicos para postergar la edad de la primera mastografía; allá se sigue ofreciendo a partir de los 40 años de edad, concluyó la experta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario