11/10/2010

A un año de resistencia “cada golpe del gobierno nos fortalece”

CONTEXTO

También nos cerraron la posibilidad de laborar en otras empresas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

México, DF, 11 oct 10 (CIMAC).- A un año del decreto presidencial de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), las y los 16 mil 300 electricistas en resistencia, realizarán elecciones para elegir por segunda vez a su dirigencia sindical, mientras que continúan con las movilizaciones en las calles y con la mesa de negociación de alto nivel en la secretaría de Gobernación.

De acuerdo con Martín Esparza Flores, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en la mesa de negociación instalada desde agosto pasado, las autoridades y la representación Smeita acordaron realizar nuevos comicios para que la Secretaría del Trabajo entregue la toma de nota. De igual modo, cada semana se lleva a cabo una mesa de negociación de “alto nivel” en la que la propuesta del SME es modificar el artículo cuarto de la Ley del Servio Público de Energía Eléctrica para que se obligue al Ejecutivo a crear una empresa que sustituya, y que de el servicio de luz en la zona centro del país.

En caso de que no sea posible, están en la disposición de ingresar a la Comisión Federal de Electricidad, ya que debido a la delimitación de zonas, pueden tener una “convivencia sana” con las y los integrantes del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana. Lo anterior, lo señaló Cecilia Figueroa, trabajadora de la extinta LyFC, quien mencionó que el gremio en resistencia va a continuar con las movilizaciones con el propósito de que “podamos regresar a trabajar lo antes posible”.

A un año del cierre de sus fuentes de trabajo, María Guadalupe Vázquez, representante de Secretarías, mencionó que el movimiento electricista está “más unido, combativo, ya que cada golpe del gobierno nos fortalece”. Su impulso en esta lucha es la recuperación de su proyecto de vida y el de su hijo, “que nos arrebataron de la noche a la mañana”, añadió. De acuerdo con la electricista, no sólo les cerraron la oportunidad de trabajar en LyFC, también de laborar en otras empresas, “he ido a Nestlé, al Gobierno del Estado de México, y basta con decir cual fue mi último trabajo, para que me rechacen”.

Guadalupe Vázquez asiste con frecuencia al SME para estar en contacto con su escalafón y al pendiente de las movilizaciones y acuerdos. De igual modo, María Elena Vidal, de 50 años de edad, esposa de un trabajador jubilado y madre de dos jóvenes electricistas, asiste “casi diario” al local sindical para apoyar al gremio de una forma poco común. Elena Vidal, quien hasta hace unos meses se dedicaba sólo al hogar, trabaja en el sindicato cortando el cabello de los Smeitas en resistencia, a cambio recibe una propina, que por cuatro cortes apenas alcanza los veinte pesos.

Esta labor es “para apoyar a los compañeros y que el gobierno no se salga con la suya, mi esposo y mis hijos también están en esta lucha, para mí es una forma de respaldarlos con el trabajo que sé hacer”. La señora Vidal decidió comenzar con esta labor desde diciembre pasado, luego de que participó en el “Smetón”, juntando dinero para que los niños tuvieran una navidad digna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario