01/10/2010

Por tercer año consecutivo, el gobierno pretende recortar los fondos para indígenas

Si se concreta el proyecto se acentuará el círculo de pobreza en ese sector, alerta el PRI


Enrique Méndez y Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Viernes 1º de octubre de 2010, p. 18

Por tercer año consecutivo, el gobierno federal propuso una reducción al presupuesto destinado al desarrollo de los pueblos indígenas, ante ello, un análisis de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados advierte del recorte, que pasaría de 7 mil 809 millones de pesos a 7 mil 733 millones de pesos, cuando se requiere un gasto mínimo de 12 mil millones.

Los rubros más afectados del presupuesto que se utiliza para atender a 12 millones de personas son: infraestructura básica, organización productiva para mujeres, proyectos de comunicación, presos indígenas, mantenimiento de infraestructura y comunicación intercultural.

Pero además no sólo se cancelan o se recortan proyectos relevantes, sino que se atenta contra la sobrevivencia de comunidades enteras, se acentúa el círculo de pobreza y se genera irritación y molestia en los pueblos, alertó el presidente de la comisión, Manuel García Corpus (PRI).

En entrevista, el legislador federal por el distrito de Zaachila, Oaxaca, refirió que si bien de 2009 a 2010 el presupuesto destinado a proyectos indígenas se incrementó en 6 millones de pesos, para 2011 la propuesta de Felipe Calderón disminuye en 81.3 millones.

Esa disminución afecta principalmente al Programa de Infraestructura Básica para la Atención de los Pueblos Indígenas, que –detalló García Corpus– implica una caída en la construcción de carreteras, cancelación de obras de electrificación, agua potable y alienta el desempleo, la marginación y la migración.

El análisis de la Comisión de Asuntos Indígenas detalla que aun cuando el proyecto para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas incluye programas en nueve secretarías, transferencias federales y en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que son fondos por 46 mil 841 millones de pesos de presupuesto transversal, éstos no se aplican directamente en los pueblos.

Se trata de un presupuesto virtual, sin coordinación interinstitucional ni enfoque en lo indígena. Por eso, nuestra propuesta es constituir un ramo específico que identifique los programas, una institución que oriente y les dé sentido y los evalúe, así como su impacto en el desarrollo de los indígenas, expresó.

El legislador priísta lamentó que, contrario al discurso presidencial en el sentido de que su prioridad es la atención de los más pobres y en especial de los indígenas, su iniciativa de presupuesto para las comunidades es contradictoria. La mayoría de los asentamientos están en zonas irregulares, montañosas, pero además se les deja a su suerte y el proyecto presidencial merma dramáticamente las posibilidades de desarrollo de los indígenas asentados en 40 por ciento de los municipios del país, que a su vez se encuentran en la propiedad social y constituyen las tres cuartas partes de bosques y selvas, así como los yacimientos de minerales y cuerpos de agua.

Los principales recortes al gasto de atención indígena son a comunicación intercultural, fortalecimiento de capacidades, planeación y participación, atención a desplazados, manejo y conservación de recursos naturales y zonas autóctonas, y otros proyectos de infraestructura social.

Aunque hay un repunte en algunos rubros, éstos son marginales, por ejemplo, a la excarcelación de presos indígenas se destinarían 11.5 millones, un millón más que lo autorizado para el presente ejercicio.

Es una burla, porque hay 22 mil indígenas presos injustamente que no pudieron defender sus derechos por no poder enfrentar los procesos en su propia lengua, por falta de traductores o de un abogado, lamentó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario