30/09/2010

Trabajadores mexicanos se unen a protesta mundial contra las "políticas antilaborales"

En Hemiciclo a Juárez, señalan que buscan frenar privatizaciones y la caída del nivel de vida


Gabriel León Zaragoza
Periódico La Jornada
Jueves 30 de septiembre de 2010, p. 16

Como parte de la jornada internacional de movilizaciones contra la aplicación de políticas que atentan contra los derechos labores, que ayer tuvo lugar, cientos de trabajadores realizaron un mitin frente al Hemiciclo a Juárez en repudio a las medidas económicas que aplica el gobierno de Felipe Calderón, las cuales atentan contra los derechos plasmados en los contratos colectivos de trabajo.

En su declaración política, el Congreso Social –frente conformado por sindicatos y agrupaciones civiles y campesinas– se solidarizó con la lucha que iniciaron organizaciones mundiales, la cual –consideraron– es el primer paso para establecer en el orbe un gran frente único de los trabajadores del campo y la ciudad para evitar que la crisis la paguen los trabajadores.

Este esfuerzo pretende frenar las privatizaciones y la constante caída del nivel de vida y de los ingresos de la población trabajadora, denunciando a los partidos y a los políticos neoliberales.

Advirtieron que se espera un futuro incierto para el pueblo de México, donde la única salida es la construcción de un frente nacional que pueda hacer frente a las políticas neofascistas.

Las organizaciones participantes –como los sindicatos de la UNAM, de telefonistas, electricistas y tranviarios, así como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y agrupaciones de la Unión Nacional de Trabajadores y Diálogo Nacional– denunciaron que la entrega del país al imperialismo tiene lugar mediante la concesión de recursos naturales y la entrega de las empresas nacionales a extranjeros.

También –dijeron–, mediante la firma de tratados comerciales, militares y policiacos –como el Tratado de Libre Comercio, la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte y la Iniciativa Mérida–, que comprometen seriamente la independencia nacional e hipotecan la soberanía alimentaria.

Como parte de su plan de acción, adelantaron que en octubre realizarán movilizaciones en apoyo a los gremios afectados por el gobierno del empleo, como electricistas, pilotos, sobrecargos y mineros, entre otros. Para noviembre preparan un encuentro nacional para la integración de un nuevo Constituyente y una nueva Carta Magna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario