05/02/2011

Se queja la CNPR por extorsiones del Ejército


Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 5 de febrero de 2011, p. 10

Guanajuato, Gto., 4 de febrero. En el combate al crimen organizado, integrantes del Ejército extorsionan a campesinos y catean casas y ranchos sin orden judicial, denunciaron Manuel Vázquez Quevedo y Sansón Banda Pérez, de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR).

En conferencia de prensa conjunta con El Barzón, afirmaron que los militares han realizado cateos ilegales y exigen dinero a labriegos que poseen alguna arma a cambio de no presentarlos ante Ministerio Público.

Vázquez Quevedo, quien se dedica al cultivo de alfalfa, señaló que por miedo, habitantes de las comunidades Garabatillo, California, El Potrero, Jamaica y La Grulla, entre otras, no han denunciado los abusos ante las autoridades judiciales ni ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato.

Hay miedo; uno ya no sabe si en verdad son militares o criminales vestidos de soldados. La próxima semana tendremos una reunión para ver qué acciones emprenderemos, agregó.

Algunos agricultores poseen armas porque en forma constante les roban las bombas y equipo de los pozos de riego, explicó.

Recordó que representantes de la CNPR acudieron a la región militar ubicada en el poblado de Sarabia, a solicitar permisos para tener armas y utilizarlas en el cuidado de los ranchos.

Nos han dicho que no hay problema, que los permisos nos cuestan 10 mil pesos. Pero el mismo Ejército nos quita las armas y nos piden dinero para no procesarnos, recriminó.

Agregó que los abusos han llegado a tal grado, que a un agricultor y ganadero lo querían arrestar porque tenía gallos de pelea. La gente tiene miedo, ahora no sólo nos friegan los delincuentes, se quejó.

Son chingaderas (lo que hace el Ejército); la violación a los derechos (humanos) es muy grave en todos lados, acotó el dirigente nacional de El Barzón, Alfonso Ramírez Cuéllar.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) deberá atender con cuidado las quejas de abusos de militares contra productores, porque en estados como Nuevo León la situación es muy grave, concluyó

No hay comentarios.:

Publicar un comentario