04/02/2011

Situación de los Derechos Humanos en Jalisco, 2010


El Cepad publicó un informe que representa un esfuerzo por fortalecer el trabajo editorial conjunto con movimientos y organizaciones sociales, además de exponer casos que ejemplifican problemas estructurales que deben ser modificados.

Jueves 3 de febrero de 2011

El día de ayer se presentó el cuarto trabajo editorial del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo AC, titulado “Informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Jalisco. 2010”, el cual corrió a cargo de Jade Ramírez (periodista); José Manuel Salcedo Alfaro (Director del Mesón de la Misericordia Divina, A.C.); Nora Lorenzana Aguilar (Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, A.C.); Carlos Armando Peralta Varela (Coordinador del Programa Institucional de Derechos Humanos y Paz del ITESO) y Francisco Macias Medina (Director ejecutivo del Cepad AC).

El Informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Jalisco, representa un esfuerzo del Cepad que busca, por un lado, fortalecer un trabajo editorial conjunto con otros movimientos y organizaciones que realizan acciones, defienden los derechos humanos o atienden realidades importantes que deben ser documentadas; y por otro, actualiza y expone casos que ejemplifican problemas estructurales que deben ser modificados. El Informe 2010 consta de 112 páginas y contiene 11 textos que buscan reflejar algunas de las realidades de mayor atención en lo que se refiere a los derechos humanos en Jalisco.

El primer apartado es sobre el análisis de casos paradigmáticos de violaciones de derechos humanos, encontramos que el ejercicio periodístico y la libertad de expresión se ven en riesgo cuando se informar se trata, al grado que demandar, amenazar o asesinar a un periodista se ha convertido una práctica común en nuestro país. También vemos reflejado el trabajo de muchos años de trabajo con personas que viven con VIH, cuya condición son sistemáticamente discriminadas y violentadas en sus derechos a la educación, al trabajo, a la salud, que son excluidas del desarrollo por quienes tienen la obligación de garantizarlos y protegerlos. Además, volvemos con otro caso de injusticia y despojo que sufre en su territorio el pueblo Wixárika, destacando ahora la contaminación y comercialización de sus recursos hídricos, violando los derechos a decidir sobre el uso y aprovechamiento de sus recursos naturales.

En el segundo apartado es sobre el análisis de escenario y prospectiva de los casos y temas que ha trabajado el Cepad, como es el seguimiento y actuación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco en el periodo 2009 y 2010, donde se refleja el fracaso del organismo para defender, promover y proteger los derechos humanos en la entidad. También vamos a encontrar un breve resumen ejecutivo de la investigación realizada sobre la tortura en Jalisco en el periodo del 2000 al 2009, donde se confirma que el papel de las instituciones públicas de la entidad, permite que esta práctica siga siendo común en contra de las personas privadas de su libertad.

La asistencia al evento se enmarcó por la presencia de representantes de organizaciones civiles reconocidas, como el Colectivo Ollin AC, Jalisco; Bicicleta Blanca/GDL en Bici; VIHas de Vida, AC; Colectivo Coa; Amnistía Internacional-Guadalajara; Tu Techo Mexicano de Occidente, AC; Movimiento de Apoyo a Menores Abandonados, AC; Grupo Libertario Solidaridad; Sección de Derechos Humanos Diocesano; Comité Salvabosque Tigre II; Centro de Derechos Humanos Coordinadora 28 de Mayo, AC; Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario AC; Colectivo Pro Derechos de la Niñez, AC; Colectivo Romero; Checcos, AC; Comunidad Crece, AC; entre otras, además de representantes de universidades como el Iteso, la Universidad Marista de Guadalajara y la Universidad de Guadalajara, del Instituto Electoral y Participación Ciudadana del Estado, de la Secretaría de Desarrollo Humano, del Ayuntamiento de Tlajomulco, del Instituto Municipal de las Mujeres en Guadalajara y del Instituto Jalisciense de la Mujer.

El discurso del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo AC leído durante el evento, puede consultarse en la dirección electrónica: www.cepadorg.blogspot.com.

Human Rights Watch vincula a militares y policías con muertes y desapariciones en Nuevo León

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció que un grupo de policías y militares estaría implicado en una serie de muertes y desapariciones ocurridas en el estado de Nuevo León durante 2010, por lo que llamó a las autoridades a juzgar de manera inmediata a los responsables de dichos actos.

Como parte de una investigación realizada en esa entidad, el grupo internacional de derechos humanos concluyó que ocho asesinatos y más de una decena de desapariciones cometidos el año pasado fueron producto del uso ilegítimo de la fuerza por parte de efectivos del Ejército, la Marina y la policía.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, advirtió que la decisión de no llevar ante la justicia a soldados y policías responsables de asesinatos, desapariciones forzadas y otro tipo de violaciones graves, envía el mensaje de que estos crímenes son tácticas aceptables para combatir el crimen organizado.
Mediante un comunicado urgente, la organización señaló que los familiares de algunas víctimas interpusieron quejas ante las autoridades estatales y federales, que dieron lugar a averiguaciones previas; sin embargo, estos recursos no motivaron que persona alguna fuera juzgada o sentenciada en relación con los delitos.

Según HRW, hubo graves irregularidades en los procesos de investigación, como que en algunas diligencias no se entrevistó a testigos clave, no se visitó el lugar de los hechos y no se cumplieron otros requisitos procesales básicos. Además, los magistrados militares asumieron el control de los casos –en vez de la justicia civil ordinaria– y no habrían impulsado pesquisas serias.

Para leer la nota completa, haz click aquí

Esta recopilación también puede ser consultada en: Sididh

No hay comentarios.:

Publicar un comentario