16/02/2011

Última llamada a Calderón, señalan mineros


Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de febrero de 2011, p. 22

El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), Napoleón Gómez Urrutia, sostuvo ayer en videoconferencia desde Vancouver, Canadá, que el gobierno de Felipe Calderón está recibiendo la última llamada para corregir su equivocada política económica, social y laboral.

Señaló que a pocos días de que se cumplan cinco años de la explosión en Pasta de Conchos, se mantiene la demanda de que se rescaten los cuerpos de los trabajadores fallecidos en ese yacimiento y que se castigue a los culpables de dicho homicidio industrial.

La breve videoconferencia se dio en el contexto de la Jornada Internacional de Solidaridad con los trabajadores mexicanos, en la que diversos gremios y centrales internacionales han llevado a cabo protestas en embajadas para denunciar la fallida política laboral del gobierno mexicano. En México, los sindicatos minero, electricista, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y los Técnicos y Profesionistas Petroleros entregaron cartas en 10 sedes diplomáticas, en las que denunciaron múltiples violaciones a los derechos laborales cometidos por la administración calderonista.

En las embajadas de Argentina, Brasil, Francia, Alemania, India, Corea, Federación Rusa, España, Suiza y Reino Unido se entregaron ayer las referidas cartas donde se hace el recuento de daños cometidos contra el sindicalismo democrático independiente, en las que si bien se plantea el rescate de los cuerpos en Pasta de Conchos y el cese de la política de persecución contra el SNTMMSRM, la realidad es que hay una serie de agravios a diversos sectores obreros, dijo Enrique Favela, del Sindicato de Telefonistas.

A su vez, Napoleón Gómez Urrutia planteó que el gobierno de México ya llegó a los límites de las violaciones a los derechos de los trabajadores; ha sido servil a los intereses de los empresarios, pisoteando los del sector obrero, y fincó el modelo productivo en la sobrexplotación laboral.

En la videoconferencia estuvieron presentes Tomasa Martínez y Elizabeth Castillo, viudas de dos mineros, quienes expusieron que llevan cinco años de lucha exigiendo el rescate de los cuerpos de sus esposos para darles sepultura. Señalaron que en todo este tiempo se han mantenido en un campamento afuera de la mina Pasta de Conchos.

Gómez Urrutia denunció que se ha querido dejar sin rescatar los cuerpos de los trabajadores muertos en la explosión del 19 de febrero del 2006 para mantener ocultas las causas y pruebas que incriminan a los directivos de Grupo México.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario