03/02/2011

Temen impunidad en asesinato de mujer en Chiapas



Procuraduría podría proteger a homicida de Tatiana Trujillo


Por Patricia Chandomí, corresponsal

Tuxtla Gutiérrez, 2 feb 11 (CIMAC).- La familia de Tatiana Trujillo Rodríguez, mujer asesinada el 19 de abril de 2010, teme que la Procuraduría General de Justicia de Chiapas deje en la impunidad el crimen y permita la puesta en libertad del presunto homicida, el ex diputado federal del PRI y ex candidato a diputado local Élmar Díaz Solórzano.

Los padres de Tatiana, Baldemar Trujillo y María Rodríguez, advirtieron la posibilidad de que los peritos de la Procuraduría estatal "manipulen" las evidencias del caso luego de que apenas la semana pasada –y a casi un año del crimen– volvieron al domicilio donde ella fue asesinada, en busca de más pruebas.

Y es que la defensa del inculpado Élmar Díaz Solórzano ha solicitado nuevas investigaciones, lo que para los padres de Tatiana es un "insulto" toda vez que las evidencias apuntan al esposo como el asesino de su hija.

Tatiana tenía 30 años de edad y era madre de tres hijos. Sus padres fueron testigos de la vida de violencia que vivió su hija al lado del político priista.

"Yo llegaba a visitarla (a Tatiana) y la encontraba moreteada y me decía que se había caído. Una vez ví que un cristal de la casa tenía un balazo y el único que traía armas y sabía manejarlas era Élmar. Todo el pueblo de Ocosingo lo vio armado cuando fue diputado", relató Baldemar Trujillo.

Tatiana fue asesinada de un balazo en el domicilio que compartía con Élmar Díaz. Una mujer que trabajaba en la casa vio como el ex diputado federal sacudía del cabello a Tatiana y le daba puñetazos en la cara. Asustada, la testigo salió corriendo del lugar y a los pocos minutos escuchó un disparo.

Élmar se dio a la fuga pero tres meses después fue localizado y detenido en la Ciudad de México. Fue traslado al penal de Villa Flores, Chiapas, y está sujeto a proceso por el presunto delito de homicidio.

Díaz Solórzano ha dado versiones encontradas sobre el crimen: primero dijo que fue Tatiana quien le disparó "por celos" y después que él disparó en defensa propia ante la supuesta actitud violenta de su esposa.

1 comentario:

  1. Antes de publicar un articulo deberias de investigar bien o que acaso por ser izquierdista y amarillista te usan y te pagan para que pongas reportajes falsos y tan faltos de investigacion. Primeramente el ciudadano bajo proceso en Mexico tiene derecho a defenderse y exigir que las investigaciones se hagan de la manera mas meticulosa posible ya que en principio no fueron hechas de esta manera, sino por el contrario hubo manipulacion de evidencia y del lugar de los hechos por parte de los padres de la occisa, y manipulacion de evidencia por parte de la procuraduria, existen documentos y fotos ineditas que asi lo comprueban, asi que deberias de pregutarles a estas personas sobre eso, ademas el ciudadano Elmar Diaz Solorzano, jamas ha cambiado su declaracion, desde un principio declaro que la senora Tatiana estando en grave estado de hebriedad y en posesion de arma de fuego, propiedad de la senora Tatiana Trujillo, lo amenazo con dispararle a causa de que ella le exigia el divorcio de su aun legitima esposa con quien tiene tres hijos, Tatiana Trujillo no era su esposa y tienen una hija solamente no 3 hijos como erroneamente lo han comunicado, Tatiana Trujillo comunmente estaba hebria y drogada, asi que en el dia de los hechos en su borrachera y obsesion fue la que se disparo y existen metodos forenses para probar esto, y esto es lo que se esta haciendo, pero para esto hay que exhumarla, por que se oponen? No que les interesa saber la verdad? Pues no sean ignorantes y afronten la realidad de los hechos para poder demostrarles a todos los que aun dudan de la inocencia de Elmar Diaz Solorzano ...ah y ademas no existe ningun testigo como dices,si lees bien las declaraciones, ahi dice la sirvienta que jamas vio al senor Elmar golpear a Tatiana Trujillo durante el tiempo que ella trabajo ahi, asi que informate antes de informar

    ResponderEliminar