01/02/2011

Se incrementa a cuatro el número de personas ultimadas por policías en una semana

Muere en Ciudad Juárez la adolescente presuntamente baleada por federales

La madre de la joven demanda justicia y que los agentes abandonen el estado inmediatamente

Rubén Villalpando y Miroslava Breach
Corresponsales
Periódico La Jornada
Martes 1º de febrero de 2011, p. 13

Ciudad Juárez, Chih., 31 de enero. Karina Ivette Ibarra Soria, de 16 años de edad, quien presuntamente fue baleada por elementos de la Policía Federal (PF), falleció después de las 23 horas del domingo en el Hospital General, a causa de los cinco impactos de bala que recibió. Su hermana, de 13 años, quien resultó lesionada, convalece de una herida en la mano.

Con ella se incrementa a cuatro el número de personas que han perdido la vida por disparos de arma de fuego a manos de efectivos de esa corporación en una semana. Los fallecidos son: Jorge Humberto Muñoz, escolta del alcalde Héctor Murguía; Francisco Leal, de 66 años, y César Holguín, de 15, trabajadores de un taller de autoestéreos, a quienes, después de su deceso, la PF calificó de sicarios.

La madrugada del domingo Karina Ivette y su hermana se encontraban fuera del salón de baile Conjunto del Bravo, en la colonia Salvárcar, donde dos de sus acompañantes protagonizaron una riña con hombres que minutos antes habían agredido a las menores.

En ese momento arribaron policías federales, quienes hicieron disparos al aire para detener el pleito.

De acuerdo con la declaración de una de las hermanas, cuando se percataron de la presencia policiaca trataron de huir en una camioneta y los uniformados les dispararon.

La versión de la PF es distinta. Aseguró que, al acudir a verificar la trifulca en dicha colonia, los agentes fueron agredidos con disparos de armas de fuego, por lo que repelieron el ataque y detuvieron a dos hombres que viajaban en una camioneta, en la cual estaban dos mujeres menores de edad que presentaban heridas de bala.

Castigo para los responsables

Mirna Iveth Soria, madre de Karina y de la menor lesionada, reclamó el cuerpo de su hija y exigió la retirada inmediata de los agentes, por asesinos; justicia para su hija, y castigo para los responsables del crimen.

Manifestó que sus hijas salieron de casa sin permiso y fue la de 13 años quien le avisó que se encontraban en la sala de emergencias del Hospital General, debido a que habían resultado lesionadas por los disparos de los agentes federales.

Sostuvo que ni sus hijas y ninguno de los jóvenes que protagonizaron la pelea llevaba armas, y a pesar de ello los federales abrieron fuego en su contra.

Este lunes, la secretaria general de Gobierno de Chihuahua, Graciela Ortiz González, informó que tanto los agentes federales involucrados como los heridos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del estado, la cual llevará a cabo las investigaciones correspondientes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario