02/02/2011

Cada día hay 18 secuestros en el país; fundamentales, las 48 horas siguientes al plagio

Buscan crear base de datos de menores desaparecidos

Andrea Becerril, Víctor Ballinas y Elizabeth Velasco
Periódico La Jornada
Miércoles 2 de febrero de 2011, p. 9

La Ley del Registro Nacional de Datos de Niños, Adolescentes y Adultos Desaparecidos, con la que se pretende otorgar a las autoridades federales y estatales un instrumento para investigar con mayor efectividad los casos de secuestros en el país, quedó ayer en primera lectura y el próximo jueves se subirá al pleno del Senado para su votación.

En la exposición de motivos del dictamen se advierte que el secuestro es una realidad innegable en el país, que no sólo afecta a personas con altos recursos económicos, sino a grupos vulnerables, ente ellos niños y adolescentes que viven en la calle.

El problema es tal, que diariamente se llevan a cabo 18 secuestros en todo el país; las entidades con mayor índice de ese delito son Distrito Federal, Baja California, Michoacán, estado de México y Chihuahua. Se detalla que tan sólo en la ciudad de Tijuana han desaparecido 500 personas y aunque se han suministrado datos a las autoridades para que lleven a cabo su investigación, no hay ningún avance.

Las comisiones de Seguridad Pública y de Estudios Legislativos Primera, resaltan en el dictamen que los niños robados aparentemente son víctimas de explotación sexual, comercial o laboral; otros casos se relacionan con adopciones ilegales e incluso hay versiones que ligan las desapariciones de menores con el tráfico de órganos.

En el caso de niños y adolescentes secuestrados, las 48 horas siguientes al plagio son fundamentales para encontrarlos con vida, de ahí la importancia de contar con un registro de desaparecidos que puedan consultar las autoridades. La nueva ley es una herramienta legal para dar resultados objetivos y veraces. El establecimiento de una base de datos nacional de niños desaparecidos es un primer intento serio para erradicar el problema.

Datos personales en riesgo

Por otra parte, tras indicar que las grandes compañías y corporativos obtienen al mes un promedio de 2 mil 500 datos sobre cada persona, el comisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), Ángel Trinidad, advirtió que el avance de las tecnologías de la información impone la necesidad de establecer controles y normas que protejan la privacidad e intimidad de los individuos.

Durante su participación en un foro sobre la protección de datos personales, indicó que, gracias a algoritmos matemáticos y fórmulas aplicadas, la información personal es usada por los consorcios para predecir con asombrosa exactitud las decisiones que vamos a tomar, más aún cuando es posible cruzar información de las bases de datos.

Nuestra vida privada va quedando cada vez más al descubierto. Estas tecnologías nos han llevado a límites que antes parecían impensables, inimaginables, como de ciencia ficción. Y la información mal utilizada nos puede llevar a extremos insospechados, como cobros más altos en coberturas de aseguradoras, manifestó Trinidad.

Hombres y mujeres de cristal

Parte del problema, dijo, es que en esta época las personas entregan sus datos personales a la menor provocación, y en el caso de los jóvenes, éstos sueltan sus datos, incluso, sin provocación. En tiendas de autoservicio, aseguradoras y otras compañías, las personas suelen dejar datos, como su estado civil, número de integrantes de su familia, su correo electrónico, números telefónicos y otros, sin preguntar por qué o para qué son solicitados.

El comisionado destacó que con toda la información que se va dejando, incluso en restaurantes o en farmacias y otros sitios, se puede producir un perfil de la personalidad y llegar al ámbito de lo íntimo de un ciudadano, lo cual lo convierte en un hombre de cristal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario