18/11/2010

Electricistas "pernoctarán" en el Zócalo en la víspera del centenario de la Revolución

Realizarán una marcha mañana viernes en compañía de integrantes del sindicato minero

Buscarán que Calderón les dé una audiencia para resolver los conflictos de ambos gremios

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Jueves 18 de noviembre de 2010, p. 19

En la víspera de la conmemoración del centenario de la Revolución Mexicana, los trabajadores en resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) pernoctarán en el Zócalo capitalino , ya que se quedarán en la explanada luego de la marcha que realizarán el viernes 19 junto con los mineros y diversos gremios en defensa de los derechos de los trabajadores conculcados por este gobierno.

Martín Esparza Flores, líder del SME, señaló que por acuerdo de los trabajadores, llevarán a cabo el próximo viernes esta movilización que se enmarcará dentro del centenario de la Revolución y luego del mismo se instalarán en un campamento provisional para quedarse en la explanada, en demanda de que el presidente Felipe Calderón les dé una audiencia para resolver los conflictos de su gremio y del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros.

Aún cuando desde un día antes del 20 de noviembre se cierran los accesos al Zócalo por la celebración anual y el desfile militar que se realiza, Esparza dijo que no temen ningún desalojo violento o forzoso de los electricistas, porque su movilización es pacífica.

El dirigente ofreció ayer una conferencia de prensa junto con el vocero de la sección 65 de Cananea, Antonio Navarrete, quién señaló que este gremio se unirá a los electricistas en la marcha y en el plantón nocturno, en protesta porque en el aniversario de la Revolución se han acentuado los agravios y la represión contra los trabajadores del país y sus derechos están siendo pisoteados por un gobierno facista. El minero puntualizó en este sentido: Vamos a salir a defender los derechos que nos hemos ganado en 100 años de luchas.

El vocero de los mineros y el dirigente del SME indicaron que la marcha del próximo viernes, que partirá del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino, será sui generis, porque ahora después de ésta, los trabajadores no se irán sino que pernoctaran, instalarán carpas y se quedarán, junto con sus familias –esposas e hijos–, y acompañados con más organizaciones sindicales y sociales, hasta lograr que les dé audiencia el presidente Calderón.

El dirigente del SME, Martín Esparza, muestra una queja de un vecino por su recibo de luz, durante la conferencia ofrecida en las instalaciones del sindicato. Lo acompaña Antonio Navarrete, vocero de los mineros de CananeaFoto Roberto García Ortiz

En la sede del sindicato, donde se llevó a cabo la rueda de prensa, Esparza indicó que a 100 años de la Revolución, a los trabajadores mexicanos les están conculcando sus derechos, al país le están arrebatando sus sectores estratégicos como el energético; los monopolios públicos se convirtieron en oligopolios privados; no se respetan los contratos colectivos ni la autonomía sindical y mucho menos el derecho de huelga.

Expuso que le toca al Legislativo devolver el estado de derecho e intervenir para que terminen conflictos sindicales y sociales como los del SME y de los mineros. Por ello se ha demandado la intervención del Congreso de la Unión para resolver, por ejemplo, lo que se refiere a la prestación del servicio de energía eléctrica en la zona centro del país, ya que la CFE ha dejado esta actividad estratégica en manos de negligentes empresas privadas.

Agregó en el mismo sentido que por ello se plantea la creación de una nueva empresa que atienda la zona que tenía LFC, ya que la falta de mantenimiento y servicio ha convertido el Centro Histórico en una bomba de tiempo, por el alto riesgo que implica el hecho de que la red eléctrica de esa zona tiene más de 150 puntos críticos, porque ya terminó el ciclo útil de los transformadores, cables de potencia e interruptores. En tanto, en toda la ciudad, el estado de México, Morelos y parte de Puebla hay al menos 26 zonas en el mismo riesgo que el Centro Histórico de la capital.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario