14/11/2010

Felipe Calderón, en deuda con jóvenes; urgen políticas para apoyarlos: expertos

El gobierno debe apostar a la educación y la cultura, cambiar estrategia de seguridad

César Arellano
Periódico La Jornada
Domingo 14 de noviembre de 2010, p. 6

Académicos y especialistas en temas de educación y juventud, así como integrantes de organizaciones civiles y populares, señalaron que ante los homicidios de jóvenes en semanas recientes, principalmente en estados fronterizos, el gobierno federal no ha instrumentado políticas públicas enfocadas a ese sector de la población. Por el contrario, sostuvieron, el presidente Felipe Calderón está en deuda con ellos por no ofrecerles oportunidades laborales, educativas y de seguridad social.

Algunos mencionaron que los asesinatos de poco más de 50 jóvenes en días recientes en Tamaulipas, Chihuahua, Sonora, Nayarit y Distrito Federal, sólo por mencionar algunas entidades, ocasionaron movilizaciones de estudiantes y organizaciones en todo el país para exigir al jefe del Ejecutivo que cambie su estrategia de combate al crimen organizado.

Para Carlos Muñoz Izquierdo, especialista de la Universidad Iberoamericana en temas de economía y educación, mientras el gobierno no ofrezca mayores oportunidades de empleo para los adolescentes que cursan el nivel superior y medio superior, éstos seguirán siendo presa fácil para delinquir. Al gobierno federal le han faltado estrategias para trabajar con los jóvenes. Mientras no haga algo para mejorar la enseñanza básica, que es primordial, y por vincular a los jóvenes con el mercado laboral, el problema no se resolverá, enfatizó.

Más recursos a la enseñanza

Por separado, el rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Enrique Fernández Fassnacht, indicó: las universidades públicas del país juegan un papel fundamental para que los jóvenes puedan desarrollarse física e intelectualmente.

Sin embargo, expresó que en tanto el Estado no destine mayores recursos a las instituciones de educación superior la tasa de cobertura no se incrementará más de 29 por ciento, cuando en países desarrollados es muy alta, hasta de 60 por ciento, siendo los adolescentes los principales afectados al no contar con un lugar en la universidad para continuar sus estudios.

Alfredo Nateras Domínguez, académico de la UAM y experto en identidades juveniles, apuntó que la violencia en el país demuestra el fracaso de la política de seguridad y contra la delincuencia organizada que instrumentó el Estado, que en parte ha golpeado a familias enteras.

Abundó que ante esos hechos las organizaciones estudiantiles y de la sociedad civil emprendieron movilizaciones para rechazar los ataques contra los jóvenes. Vemos lo que está ocurriendo en Ciudad Juárez, donde un grupo de estudiantes de la universidad fue reprimido por policías federales. Uno fue herido de bala. Entonces, lo que están haciendo las autoridades es reprimir las protestas y los movimientos sociales, en particular de los adolescentes. Es urgente que el gobierno cambie sus políticas en materia de seguridad, que apueste más a la inversión educativa y cultural, y que ofrezca mayores oportunidades laborales enfocadas a las necesidades de la juventud.

Adán Márquez, estudiante de educación media superior del estado de Puebla, quien pertenece a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez, lamentó que siempre se criminalice a los jóvenes por manifestar nuestra inconformidad con un gobierno que no está haciendo su trabajo y no respalda la educación, porque si se apoyara la enseñanza habría menos pobreza y evitaría la violencia, ya que muchos jóvenes, por falta de recursos, no estudian, tienden a robar y son vulnerables para que los delincuentes los jalen, ya que el gobierno no les brinda ayuda.

El mes pasado, durante la comparecencia de la titular del Imjuve, Priscila Vera, en San Lázaro, el ex diputado de Nueva Alianza Jaime Arturo Vázquez expresó que la ocupación de los jóvenes es una de las urgencias que debe atender el gobierno federal y que es necesario reorientar las políticas públicas en diversos plazos para brindar enseñanza pertinente y de calidad, que les permita desarrollarse en un empleo justo y bien remunerado. Asimismo apuntó que, de acuerdo con cifras oficiales, en los últimos años 12 mil jóvenes han perdido la vida en enfrentamientos entre los cárteles de la droga, ya que ante la falta de empleo el crimen organizado se ha convertido en alternativa para los adolescentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario