10/11/2010

Queja ante la CEDH de familiares de 20 michoacanos levantados en Guerrero

La PGR atrajo las investigaciones con retraso de más de un mes, dicen


Ernesto Martínez Elorriaga y Sergio Ocampo Arista, corresponsales
Periódico La Jornada
Miércoles 10 de noviembre de 2010, p. 7

Morelia, Mich., 9 de noviembre. El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Serrato Lozano, informó que los familiares de los 20 michoacanos levantados en Acapulco el pasado 30 de septiembre –de los cuales 18 ya fueron encontrados sin vida– presentaron una queja ante el organismo en contra de la Procuraduría General de la República (PGR) porque atrajo las investigaciones del caso después de más de un mes de que fueron privados de la libertad.

Dijo que la queja fue turnada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y espera que ésta pronto emita una recomendación a la PGR debido a las reticencias y retardos cuando fue evidente, según los familiares de las víctimas, que desde el primer día que fueron reportados como desaparecidos se trató de un levantón perpetrado por criminales.

La privación ilegal de la libertad de los 20 ciudadanos michoacanos –muchos de ellos trabajadores de un taller mecánico– fue presenciada por dos personas que acompañaban al grupo, quienes interpusieron una denuncia ante las autoridades de Acapulco, pero no les hicieron caso.

El 11 de octubre, los parientes de estas personas presentaron una queja ante la CEDH de Michoacán en contra de David García Muñoz, fiscal investigador de Acapulco, responsable de la averiguación previa penal, y de David Carreón Guerrero, comandante de la Policía Federal en Chilpancingo, por dilación e irregular integración de la averiguación previa, dilación en la procuración de justicia, incumplimiento de la función pública e incluso la negativa de asesoría legal.

“Nunca nos proporcionaron ninguna información, su actitud hacia nosotros fue de total indiferencia y sólo nos repetían ‘no hay nada, ni rastros, ni pistas, se está investigando”’, acusaron en ese entonces los familiares de los 20 michoacanos desaparecidos en Acapulco.

El 25 de octubre, la Comisión Estatal de Derechos Humanos recibió otra queja de los familiares de las víctimas, en la que solicitaban a la CNDH investigar a las autoridades policiacas del estado de Guerrero, responsables de la investigación del caso, sobre todo después de la difusión de un video en Internet el pasado 20 de octubre.

En dicho video aparecen dos jóvenes que son interrogados por un individuo, cuyo rostro no se muestra. Uno de ellos explica que integrantes de su grupo privaron de la libertad a los 20 michoacanos, porque entraron al estado de Guerrero para arrebatarle plazas al cártel de La Familia michoacana.

Continúa la búsqueda

El gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo, informó que continúan los operativos conjuntos entre los gobiernos federal, estatal y el de Michoacán, con la finalidad de localizar a dos ciudadanos de esa entidad que fueron privados de la libertad, junto con otros 18, cuyos cuerpos ya fueron encontrados en Acapulco.

El mandatario reconoció que existen fallas en las corporaciones policiacas de Guerrero. Al menos 80 por ciento de los policías del estado están certificados, en tanto que en los ayuntamientos la cifra llega apenas a 20 por ciento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario