24/11/2010

Amenazan a activistas universitarios que apoyan a residentes de Ciudad Juárez

Descartan que el intento de intimidación vaya a frenar las acciones pacíficas de solidaridad


Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Miércoles 24 de noviembre de 2010, p. 15

Una de las estudiantes que forma parte de la Red Universitaria de Apoyo a Ciudad Juárez recibió ayer una amenaza telefónica anónima, pero sus compañeros afirmaron que a pesar de los intentos de intimidación van a seguir adelante con sus actividades pacíficas de solidaridad.

La activista –quien prefirió identificarse sólo como Gabriela, por razones de seguridad– explicó en charla con La Jornada que aproximadamente a las 10:40 de la mañana del martes recibió una llamada a su teléfono celular de un número privado, en la que le preguntaron su nombre y si pertenecía al grupo de respaldo a Ciudad Juárez, para después colgar.

Unos minutos más tarde, desde un número normal de ocho dígitos, recibió otra llamada en la que una voz masculina le advirtió entre groserías: ya sé lo que están haciendo, dile a tus amiguitos que se estén quietos y no estén haciendo cosas indebidas.

Recibí otro llamada, pero ya no la contesté. Al principio sí estaba bastante asustada, pero luego me comuniqué con una amiga y ahora ya me siento más tranquila, afirmó Gabriela, alumna de la Preparatoria 6, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Por su parte, Manuel Otero, también integrante de las redes estudiantiles de apoyo a la ciudad chihuahuense, afirmó que no permitirán que este intento de amedrentar al grupo surta efecto. Es fundamental que se exprese la voz de los estudiantes y recuperemos las universidades como un lugar en donde prive la libre discusión de ideas y la diversidad.

En el Comité Juárez no están solos. Formado a mediados de este año, ya ha realizado diversas actividades, explicó. Una de ellas fue la gira de estudiantes juarenses por la UNAM, y las dos bibliotecas populares que los escritores Paco Ignacio Taibo II y Elena Poniatowska ayudaron a montar en dicha urbe.

Ante el golpe a los derechos humanos, es necesaria una acción de la sociedad que no parta de la violencia, de esta guerra que nadie pidió y ya lleva más de 30 mil muertos. Hay que invertir en lo social y en la educación. En Coyoacán, por ejemplo, hay más teatros y museos que en todo Chihuahua, lo que te demuestra cuánta falta hace invertir en los jóvenes, en la identidad y la unidad, aseveró.

La red estudiantil, que ayer programó en las islas de Ciudad Universitaria la exhibición de la película El infierno, dirigida por Luis Estrada, también lleva a cabo un círculo virtual de estudios en el sitio web twitter (@navegaciones), con la participación del articulista Pedro Miguel y el caricaturista Rafael Barajas El Fisgón, ambos colaboradores de esta cada editorial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario