05/11/2010

Ejidatarios denuncian tortura y arraigo ilegal de campesino tzeltal de Chilón

Fue detenido por ser adherente de la otra campaña, aseguran


Hermann Bellinghausen
Periódico La Jornada
Viernes 5 de noviembre de 2010, p. 22

Ejidatarios de San Sebastián Bachajón (Chilón, Chiapas) denunciaron la detención ilegal, la tortura y el actual arraigo en la mansión de Pitquitos, en Chiapa de Corzo, de Miguel Demeza Jiménez, adherente de la otra campaña, privado de su libertad bajo ninguna orden de aprehensión en su contra, fabricándole ciertos delitos para poder procesarlo, violándole los derechos humanos.

Demeza Jiménez, campesino tzeltal que apenas puede responder el lenguaje español, según apuntan los ejidatarios, es originario de Lamalt’zac, anexo del ejido San Sebastián Bachajón. Fue detenido el pasado 7 de octubre, cuando, después de su labor como albañil fue a Ocosingo a comprar artículo de segueta para trabajar; fue llevado con lujo de violencia por un grupo de federales, al parecer AFI, donde lo torturaron obligándolo a confesar si pertenecía a la organización EZLN o si conocía al dirigente. Tras este maltrato, violándole los derechos físicos y mentales, fue trasladado a las oficinas de la Agencia Estatal de Investigaciones, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Los indígenas, adherentes de la sexta declaración de la Selva Lacandona, responsabilizan al gobierno estatal de Juan Sabines Guerrero por la detención arbitraria de su compañero. Claramente se ve que la injusticia no es palabra, son hechos para este mal gobierno corrupto, cuando los verdaderos delincuentes son ellos. Por esta razón culpamos al gobierno estatal por la salud y la integridad de nuestro compañero preso y arraigado. Nosotros como organizaciones constatamos que no es delincuente como el gobierno lo está obligando a decir; es totalmente inocente de todo delito que le están fabricando. Exigimos su liberación inmediata e incondicional.

El hostigamiento de grupos oficialistas es recurrente contra las distintas comunidades de la otra campaña en el municipio de Chilón. Ahora, los ejidarios de San Sebastián también denuncian a funcionarios y unos 60 campesinos priístas armados con rifles y machetes, que “irrumpieron en el rancho Virgen de Dolores, donde desde hace ocho meses están posesionados 36 compañeros pertenecientes a la otra campaña”.

Los agresores, dirigidos por Manuel Vázquez Ruiz, de la comunidad Chapa Puyil, y el delegado de gobierno en Chilón, Ledín Méndez, llegaron encapuchados, con vestimentas oscuras para no ser reconocidos. Ese grupo interrumpió la tranquilidad de nuestros compañeros, señalan los ejidatarios, para deslindarse de cualquier agresión, y expresan temor por la integridad de niños y mujeres.

El delegado de gobierno, abundan, “ha intervenido en cualquier asunto para intimidar y queriendo destruir la organización de la otra campaña, y está organizando un grupo de priístas que intimida a los compañeros disparando proyectiles de calibre 22”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario