21/05/2011

No es la forma de ocultar la penosa muerte de miles de mexicanos, dicen diputados

Irresponsable, jocosa y poco realista, frase de Calderón sobre los tiros de tequila

Las declaraciones, muestra de frivolidad y poca atención a problemas nacionales: académico

Roberto Garduño y Emir Olivares
Periódico La Jornada
Sábado 21 de mayo de 2011, p. 14

Las declaraciones de Felipe Calderón Hinojosa en el exterior recibieron respuesta inmediata en la Cámara de Diputados. Los representantes aceptaron con reticencia comentar la frase: los únicos tiros contra turistas son de tequila. Aquellos que los hicieron la calificaron con distintos matices: lamentable, irresponsable, jocosa y poco realista.

Esthela Damián, presidenta de la Comisión de Vigilancia, abordó con enojo la publicación de la frase presidencial. “Son jocosas e irresponsables. No es la forma de ocultar la inseguridad relacionada con la penosa muerte de miles de mexicanos e inmigrantes.

Asegurar que en México la violencia no es tan grave como se percibe, es algo que bien puede tomarse con buen sentido del humor, pero si la finalidad fue generar una distracción pensando que el turismo estadunidense desconoce la gravedad de lo que ocurre en el país, me parece que ese propósito simplemente no se logra. Le pedimos a Felipe Calderón que sea más responsable en sus comentarios y que hable con la verdad de lo que vivimos hoy los mexicanos: creo que eso sería lo más sensato.

Por su parte, Arturo Zamora (PRI), consideró poco realista la declaración, porque las embajadas y los consulados han emitido informes de alerta sobre el índice de violencia que vive el país.

No puede ser que el Ejecutivo federal sea candil en el extranjero y oscuridad en su país. Felipe Calderón no puede tapar el sol con un dedo, diciendo que los jóvenes que vienen a divertirse en territorio mexicano, los únicos disparos que reciben son de tequila, porque estamos sufriendo las consecuencias de la delincuencia y la corrupción que impera en el país.

En defensa de Calderón, el panista Alberto Pérez Cuevas restó importancia a la crítica contra éste. No creo (que se subestime el problema de inseguridad), más bien lo que se trata es poner en su justa dimensión que hay esquemas de cuidado a los turistas, que le corresponden a la autoridad municipal, estatal y federal; también implica ver de qué forma contribuimos para vivir con mayor tranquilidad. El Estado jamás declinará en la búsqueda de mayor seguridad, que a pesar de que ha dejado muchas muertes, la mayoría de ellas son entre los miembros de grupos del crimen organizado, por lo que los tres niveles de gobierno tienen que seguir trabajando de forma coordinada.

Leticia Quezada vocera de la fracción parlamentaria del PRD, la emprendió contra Calderón a quien se refirió como emisor de comentarios fuera de la realidad.

“Sorprende la insensibilidad de Calderón al referirse así a una realidad que afecta día con día a miles de familias en nuestro país; parece desesperado en justificar su guerra en contra del narco.”

La academia

Las afirmaciones de Felipe Calderón en el sentido de que los únicos shots (tiros) que recibieron los turistas estadunidenses en México fueron de tequila reflejan la pobreza de ideas y argumentos del Ejecutivo federal, aseguró Álvaro Arreola, académico del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las declaraciones dan muestra de su frivolidad y de la poca atención tanto a los intereses y soberanía nacionales, como a la seguridad de mexicanos y extranjeros.

Con estas afirmaciones los mexicanos debemos preocuparnos, ya que revelan que no habrá posibilidad de que modifique ni discuta su política. Exhibe la calidad intelectual de la derecha que es gobierno desde 2000.

Con su actitud, Calderón probablemente sólo causó beneplácito entre las empresas tequileras, añadió.

Una muestra más de su falta de seriedad –dijo el académico– fue la reciente comparación que hizo de su persona con Winston Churchill. Esa comparación fue una salvajada, donde la perplejidad llegó a su límite. En México no necesitamos gobernantes que nos hagan reír, sino que resuelvan las carencias y el desconsuelo que enfrenta la sociedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario